domingo, 3 de mayo de 2009

La araña sanitaria tiene las patas asimétricas

No es fácil saber cual es la organización más eficiente de los sistemas sanitarios públicos. Por poner un ejemplo, los funcionarios, adscritos a aseguradoras privadas, no tienen médico de familia –antes de cabecera-, y cuando enferman eligen ellos mismos el especialista al que dirigirse. Sin embargo, el Sistema Sanitario Público invierte cantidades enormes en “Atención Primaria”: miles de centros de salud y de familiólogos haciendo de filtro al especialista y dirigiendo el tráfico hacia la atención especializada. En mi opinión, la atención primaria debería ceñirse a la prevención y a los programas de control de procesos crónicos y dejar la tarea de diagnóstico y tratamiento a la atención especializada, alejándose de los modelos cubano o británico, que tanta importancia dan al generalista.
.
A mis colegas “de familia” no les gusta oír esto, pero yo creo que la atención primaria es bastante ineficiente, y consume muchos más recursos que beneficios aporta, igual que esos “centros de alta resolución” que han proliferado en algunas comunidades, y que al cabo detraen muchos recursos solo para retrasar el diagnóstico y el tratamiento en casos graves y complejos.

Lo malo es que el dinero es un bien escaso, y siempre susceptible de ser utilizado en otra cosa. La gente quiere asistencia sanitaria buena cuando enferma, pero eso ocurre solo unas pocas veces en la vida, -una de ellas además definitiva-. Entretanto, quiere buenas carreteras, festivales de música, verbenas y festejos, toros y hasta procesiones en semana santa. No se puede financiar todo.
.
Pero estaremos de acuerdo en que el Sistema Sanitario Público debe garantizar la equidad, -en el acceso y en las prestaciones- más allá de la descentralización autonómica –que, sinceramente, cada vez me gusta menos, aunque debamos considerarla irreversible. No sucede así, y para muestra un botón.

Un informe reciente elaborado por una universidad canaria y asumido por el Ministerio de Sanidad trata de establecer las necesidades de especialistas médicos en los próximos años; la publicación hace previamente un análisis de los recursos actuales, y ofrece datos del número de especialistas por cada 100.000 habitantes en las distintas comunidades; estos datos, junto con la media nacional, son ofrecidos en forma de gráficos-araña, en los que cada una de las 17 patas corresponde a una comunidad, y otra pata corresponde a la media nacional.


Pues bien, como puede apreciarse en estos ejemplos, Andalucía tiene la pata más corta en todas las especialidades salvo en dos. Extremadura y Castilla-La Mancha –comunidades socialistas hermanas- están bastante mejor. Es esperable entonces que un andaluz tenga que esperar mucho más para ser visto por el cardiólogo, por el neurólogo o por el especialista de la mama que un catalán o un asturiano, e incluso que un extremeño, aunque no debiera ser así; puesto que los políticos parecen pasar de esto, han de ser los ciudadanos quienes procuren la corrección de estas desigualdades.


No es fácil, porque en esto las administraciones actúan maquillando datos y con despotismo ilustrado


Ni que decir tiene que en Andalucía las dos únicas especialidades que están por encima de la media son Medicina de Familia y Medicina Intensiva, especialidades que tienen muchos miembros enquistados desde hace años en la procelosa y soberbia administración sanitaria de esta comunidad. Por algo será. Al final todo lo arreglan y lo justifican con las manipulables encuestas de satisfacción, administradas cuando el ciudadano es víctima del síndrome de Estocolmo. Así nos va.


35 comentarios:

frikosal dijo...

Interesante. Pregunto:
¿Y por que esa diferencia por especialidades? Quiero decir por ejemplo Aragón en radiodiagnóstico tiene muchos especialistas pero muy pocos en oncología.
Como es que Baleares está tan atrás? Son centros privados?
Los datos de población, ¿también son del 2007? ¿se tiene en cuenta la población flotante que aprovecha desplazamientos para visitarse en otras comunidades? ¿Y los millones de turistas que hacen uso del sistema, por ejemplo en Baleares?
¿Sabes que en alguna comunidad se paga un impuesto extraordinario en los carburantes para hacer frente al gasto sanitario?

Sargento Sánches dijo...

Señó Pantagrués,

¿Agora se da uhtéh cuengta de loh maleh de la dessentralisasióng? Tiene cohone. Cuangdo nuehtro Caudiyo cleó er Ingstituto Nasioná de Prebisiong naide se lo agradesíó bahtante. No bi a murtitudeh vesándole loh piéh. Qué poca memoria tenemoh. Cong lo bieng coperava su yelno, el hihoputas, i gratih.

Pantagruel dijo...

Eso quisiera yo saber, Friko. Supongo que en la bibliografía del informe estarán las fuentes de los datos; los médicos son los del sistema sanitario público, -los recursos privados no cuentan, pero es posible que en algunos sitios palien las diferencias- y la población es la de derecho, o sea la censada en cada comunidad; la población flotante o inmigrantes sin papeles tampoco cuenta. No sé como se financia el sistema sanitario en cada comunidad -no sabía lo que dices del impuesto en los carburantes; sé que en Cataluña andan siempre viendo de donde sacar fondos-; sin duda tiene que ser más cara la sanidad pública en Cataluña, que tiene un alto indice de especialistas en cada especialidad -amen de otras cosas-, que en Andalucía, que lo fía todo a los de familia. En cualquier caso encuentro injustas las diferencias en un sentido y en otro.

No se le puede reconocer nada bueno al caudillo, sargento; fue un dictador sanguinario, y punto. Su yerno ya es otra cosa; era sin duda un chulo, y profesionalmente no debía ser nada excelente, pero era carismático; en mi pueblo había una mujer a la que había operado él, y lo tenía completamente en los altares, no solo porque fuera una "eminencia" -ella lo creía así-, sino por la humanidad y cercanía con la que decía que la trataba. En medicina pasa eso; el carisma es una cualidad que no se sabe de donde procede, y que no siempre acompaña a la excelencia profesional.

panterablanca dijo...

No sé si es cierto que en Cataluña hay un alto índice de especialistas en cada especialidad, supongo que eso depende de con qué comunidad se compare, pero no hace tanto, en Lleida faltaban pediatras y ginecólogos (es posible que aún estén así las cosas).
Besos felinos.

Novicia Dalila dijo...

Good morning everybody

En mi opinión, la atención primaria debería ceñirse a la prevención y a los programas de control de procesos crónicos y dejar la tarea de diagnóstico y tratamiento a la atenciónMi opinión es en este punto exactamente la misma que la tuya. Los médicos de familia están saturados, por lo menos en mi zona, y no te derivan al especialista hasta que agotan todos sus recursos, o sus conocimientos... Una pena, desde luego, porque cuando por fin llegas a la consulta correcta, resulta que muchas veces, si no es tarde, llegas en muy malas condiciones... Aquí el tiempo medio de espera para un especialista es 1 ó 2 meses. No es algo maravilloso, desde luego, pero sé que en otras comunidades es mucho más largo (En C&L, por ejemplo, para un traumatólogo hay que esperar 3-4 meses)

Sí es verdad lo que dice Friko del carburante. Aquí pagamos creo que es 1 céntimo más la gasofa por ese motivo.

Besos....Que tengais una semana fantástica.

Novicia Dalila dijo...

Te había dejado esto en mi casa, como respuesta a tu last comment de ayer, pero como igual no vuelves a re-leer, te lo dejo aquí:


Para nada, Sr. Gruel :P

Likuid dijo...

Muy interesante, como casi siempre. Pero ahora me pregunto, ¿cuántos enfermos reales de cada una de esas especialidades existe en cada CCAA de las expuestas? Porque haya más o menos especialistas por 100.000 habitantes no quiere decir que la atención sea más o menos lenta, ¿no?

Joselu dijo...

Me asombra el escaso número de especialistas en oncología que hay en Cataluña en relación con el elevado que existen en Castilla-León. Me interesa el tema pues tengo a varios miembros de mi familia política aquejados de cáncer que vienen de Galicia a tratarse a Cataluña pues saben que allí la atención es muy deficiente. Tienes razón en lo que dices sobre la aconsejable posibilidad de elección de un especialista sin pasar por atención primaria y la demora innecesaria que supone. A eso estoy acostumbrado en mi seguro médico y me parece natural. Creo que el paciente es capaz de discernir lo que necesita en un momento dado. A veces acudo, para controles rutinarios, al médico de cabecera, pero si tengo una sintomatología más específica acudo al especialista.

Antonio dijo...

Panta: ya sabes, lo de siempre. Tengo que leerlo una tercera vez.

Hasta luego.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

En España hay 40 millones de formas de hacer las cosas... como 40 millones de selecciones de futbol... millón arriba, millón abajo.

Antonio dijo...

Amigo Panta:

Muchos de los peligros,tremendos a veces, de la yatrogenia se paliarían con lo que propones. Es bien cierto, sin embargo, que no se le puede decir eso a un médico de familia generalista peripuesto porque te dirá que si patatín, que si patatán. Yo sufro malos diagnósticos generalistas a diario en mi consulta. Mi ventaja es que yo voy a mi bola y quien paga manda, mal donde los haya puestos a hablar de la sanidad pública.
Pongamos como ejemplo a los sufridos profesores de la pública. Ellos están a merced de las necesidades del sistema y no de sus privilegios que, en contra de la opinión popular, acabaron hace casi veinte años.
Dile tú a un médico de familia que haga lo que propones y, salvo honrosas excepciones, te dirá que "mañana. Todo ello sin acordarse de que tiene en su nómina a unos 2500 pacientes.

Otra cosa: jamás he creído, como nuestro sargento, en la descentralización para ciertas competencias, léase: sanidad, educación y justicia, por poner ejemplos.
Prefiero mil veces que me gestione un gobierno que apenas me conoce al peligro de la proximidad geográfica. No me gustan los visires ni los reyezuelos. El pueblo, confía en que esa proximidad le traerá una gestión más eficaz y equitativa pero yo tengo mis dudas. Más vale un golfo al que poder botar que 17 administraciones cada una a merced de la habilidad sus interventores. Si creemos en la noción de país, no podemos creer a la vez en aquéllo de "Justicia, señor, pero en mi casa no."

No sé si me ha dejado algo.

Antonio dijo...

Lamento los errores ortográficos pero tengo obreros en casa y debo escribir deprisa. Dentro de poco van a merendar. Mecagonlalecheputa.

Una última cosa: recemos para que la sanidad no se municipalice.

Lázaro, danos caña que estamos ociosos.

Pantagruel dijo...

Pantera, el alto índice se puede valorar en relación con la media nacional, que aparece en los gráficos; en Cataluña estoy seguro de que la mayoría de especialistas están en Barcelona y alredeores, y para Lérida (Lleida) quedará poco; las buenas admnistraciones son capaces de mantener cubiertas las plazas que "nadie" dese, mediante incentivos especiales.

Novicia, estamos de acuerdo; como digo, el peso en el generalista es propio de los sistemas cubano y británico, ambos cutres, uno por falta de posiblidades y el otro porque los británicos son así, rancios como ellos solos; solo hay que ver que su mito erótico y rosa fue Lady Di. Por cierto, yo releo tu blog once and again.

Hombre, Likuid, a igualdad de otras variables el número de especialistas tiene que influir en la longitud de las listas de espera; no es esperable que la incidencia de las enfermedades varíe grandemente de una comunidad a otra. Y desde luego, la calidad de los distintos sistemas sanitarios se traduce en los resultados; se sabe que en Andalucía el control de los hipertensos es peor, hay más cánceres, más ictus, más infartos de miocardio, más... de todo lo malo, pero nuestra consejera luce rutilante y presume de ser la avansadilla der mundo mundial modelno, y ello con poco gasto y algunas células madre.

ID dijo...

Pues yo tengo también dudas de que uno sepa autodiagnosticarse o, si se prefiere, autoasignarse especialista... claro que lo que se plantea aquí es que los médicos generalistas no lo saben hacer mejor...

La base teórica del punto único de entrada con un médico generalista me parece, en principio, la más sólida...

Claro que ante las pegas señaladas de que en la práctica es una pura pérdida de tiempo, una redundancia por la falta de competencia de los generalistas, está claro que es mejor la opción clásica de acudir al especialista según las propias sospechas. Que ciertamente en muchos casos son certezas pues sabemos bien qué se ha averiado y por qué.

Pantagruel dijo...

Joselu, una de las razones que se aduce para mantener una atención primaria fuerte y con labor de gatekeeper es que la chusma del seguro público es inculta y no sabría elegir adecuadamente al especialista, y abusarían, mientras que en la muface hay personas cultas, maestros, profesores, señoritos... No estoy seguro de que sea así. No tiene sentido mantener un dolor torácico dando vueltas en manos del familiólogo cuando a la postre necesitará una evaluación por el cardiólogo; luego, el de cabecera sabrá controlarle bien la tensión, alejarlo del tabaco, etc, pero el diagnóstico le desborda. Es llamativa la tasa de oncólogos en Castilla-León; debe de haber alguna causa rara, local, alguna escuela poderosa, algún oncólogo en el poder barriendo para casa...

Relee cuanto quieras, Antonio.

P. Vázquez, te aseguro que no se me ocurre proponer selección ninguna, ni de fútbol ni de water-polo, ni se me ocurrirá sugerir la mejor ruta para una autovía, ni la mejor forma de organizar la enseñanza; ahora bien, en lo mío tengo opinión fundada, y como profesional -no como aficionado- me gusta ser consultado antes de que se tomen medidas que afectan a mi trabajo y a sus resultados.

ID dijo...

Resumo:

En teoría considero mejor el sistema de entrada a la atención sanitaria por los médicos de familia.

Sin embargo, en la práctica es dudoso, por lo que, o se replantea/mejora el funcionamiento de esa etapa o se abandona.

Pantagruel dijo...

Antonio, yo viví los coletazos de la época centralizada, y es cierto que muchas cosas se resolvían mejor que ahora. Los profesionales iban a Madrid, exponían el problema, y a veces eran escuchados y se llevaban la solución a casa. Ahora vas a Sevilla, y los que están allí en los despachos creen saber mejor que tú cual es la solución, -o lo están estudiando- y te despachan con prepotencia y sin respuesta. Un desastre. La primera parte de tu comment me rsulta confusa; será la hora.

panterablanca dijo...

Es probable que tengas mucha razón. No había contado con la centralización de la descentralización ;-)
Besos salvajes.

Pantagruel dijo...

ID te has colao entre mis réplicas; lo que le digo a Joselu vale en parte para lo que planteas. Se ha pensado mucho sobre este asunto, y por ahora sigue invirtiéndose mucho en atención primaria, en hospitalillos básicos, en detrimento de la inversión an atención hospitalizada; muchos gestores sanitarios se preguntan ya si no se está tirando el dinero en duplicar las cosas: voy a mi médico de familia y le digo que me duele intermitentemente el hombro izquierdo, me pone antiinflamatorios, vuelvo 10 días después porque no se me quita y me pide una Rx de hombro y me añade valium, tres semanas después le digo que he advertido que el dolor me da cuando hago algún esfuerzo; se mosquea y me pide un electrocardiograma... mientras espero dos semanas a que me lo hagan, me da el infarto; si yo fuera de muface hubiera tirado de lista y acudido a un traumatólogo o reumatólogo porque el síntoma es dolor de hombro; me ve al día siguiente; aprecia que el dolor es atípico para lo suyo y me dice que debo ir al cardiólogo, que al día siguiente me hace un test de esfuerzo que canta; me ingresa, me hacen una coronariografía y me ponen un stent en la coronaria antes de que me dé. Así, o parecido, mil veces. El médico de primaria añade espera, añade burocracia y resuelve poco, o tarde... Tu resumen me parece válido. Ahora bien, quién le pone el cascabel al gato desde una administración sanitaria infiltrada de médicos de familia rebotados y fugados de su tarea profesional?

Pantagruel dijo...

Es una buena forma de expresarlo, Pantera. La centralización de la descentralización resulta mucho más cutre y mezquina que la gran centralización primaria; la centralización a pequeña escala se torna en despotismo ilustrado. Besos desde las fronteras de la selva.

Belén dijo...

Es que ese es el principio de los centros de salud, la promocion y prevencion de la salud, y para nada se hace eso.

Es fisioterapia nos encargamos de hacer tratamientos cronicos y el hospital de los agudos, donde metemos a los de media estancia? a la privada...

Totalmente de acuerdo, la verdad...

Besicos

Pantagruel dijo...

Pues efectivamente, a eso se deberían dedicar primariamente los centros de salud. Lo que no deja de sorprender es que todos los dispositivos asistenciales, hospitales, centros de salud, chares, servicios de urgencis, todos, todos, son utilizados y están abarrotados. Un ansia por consumir servicios que no se corresponde ni con el verdadero estado de salud de la población ni con la incidencia real de las enfermedades. En las urgencias de mi hospital se atiende a unos 500 pacientes diarios de media, o sea unos 200.000 al año, lo que significa en números que toda la población de la ciudad pasa anualmente por allí; y al mismo tiempo los centros de salud están abarrotados... ¿cómo puede ser eso?

Belén dijo...

Pues siendo que el unico responsable de la salud es el personal sanitario, querido... es más fácil tomarse una pastilla que tomar responsabilidad de tu problema, lo veo a diario, no se quieren operar de hernia pero pasan de hacer los ejercicios.

Y eso que el personal tenemos que educar, promover y promocionar la salud de los individuos, en colectivo y en familia, flípalo, vamos...

Besicos

Likuid dijo...

Panta, vaya pregunta de fácil respuesta. Siempre me han hecho reír esas estadísticas: Un millón de pasajeros diarios en el metro de Madrid, pero los que hacen 4 viajes al día son contados cuatro veces, claro.
Del mismo modo, con todos mis respetos, l@s jubilad@s que hacen de los ambulatorios su lugar de reunión, serán contados una y otra vez.

Pantagruel dijo...

Buenos días, Belén. La salud es una suerte; algo pueden hacer por ella la prevención y la atención sanitaria, que son responsabilidad del propio ciudadano, de los profesionales sanitarios y de la administración que dispone los recursos y prioriza; cada uno su cuota parte.

Pantagruel dijo...

Claro que es fácil esa respuesta, Likuid. Si tú tienes un pollo y yo ninguno, a efectos estadísticos tenemos medio cada uno, aunque yo me quede a dos velas. Sin embargo, la estadística es una herramienta imprescindible para gestionar la organización de los servicios sanitarios... y el metro. Buen día.

Likuid dijo...

Dichoso, e ignorante, aquel que se contente con la fría estadística. En los tiempos que corren no sería NADA difícil afinar un poco, templando esos datos. Apuesto a que de esos 200.000 estadísticos pacientes de los que hablas no hay más de 50.000 reales.

Novicia Dalila dijo...

A los buenos días a todos. Que os sea muy leve este martes tan luminoso¡¡¡¡

Os dejo una canción para que os acompañe...


http://www.artographystudio.net/music/smooth/ColdplayVivaLa.mp3Kisses. Many. Lots.

Novicia Dalila dijo...

creo que no rula ese enlace.
A ver este:

http://eclectroniclash.org/music/01%20Viva%20la%20Vida.mp3

No puedo comprobarlo sin altavoces.
Si no se oye, quítalos, Panti

Novicia Dalila dijo...

A ver si de una p.... vez Aunque solo sea por cabezona ya tenía que funcionar...

Si no, pues nada, erase me, Panta

Pantagruel dijo...

Likuid, la fría estadística te dice que esos 50.000 gastan y consumen por 200.000. Si no le haces caso no te saldrán las cuentas. No seas romántico, hombre, sé práctico.

Novicia, yo tampoco puedo probar aquí los enlaces, pero erasarte de ninguna manera. besos.

Likuid dijo...

Panta, pensaba que estábamos discutiendo sobre la cantidad de personas a las que se le presta servicio médico, no del gasto que suponen. Tú hablabas de que según los números, la totalidad de la población pasa al año por las urgencias de tu hospital, cosa que no es cierta (según mi criterio).
Otra cosa es que un cuarto de la misma provoque el gasto que correspondería al total.

Pantagruel dijo...

A la hora de planificar y de asignar recursos, hay alguna diferencia entre que pasen 50.000 4veces cada uno o que pasen 200.000? La estadística puede parecer falaz, pero si se utiliza como lo que es, una herramienta, creo -sin ser un experto- que tienen su utilidad, y su belleza.

Malo Malísimo dijo...

No pelearse....
La Sanidad... te has pasao.
Pública y universal por supuesto y nada de los gilipolleces esas de si eres de aquí o de allá. Si estás malo, estás malo y punto.
Creo en mi modesta opinión que aquí en Extremadura estamos bastante bien, Según la OMS tenemos la mejor paliativa del mundo mundial, y la Asociación de defensa de la Sanidad Pública hace poco ha hecho unas declaraciones en las que manifestaba que la falta de especialistas y generalistas es puntual y promocional, que en cuanto terminen su ciclo formativo tendremos de todo. No se que es lo que no funciona en la sanidad, pero algo no va bien cuando tenemos tantas esperas o tenemos más enfermos de la cuenta o menos médicos o algunos no trabajan lo que debieran... No se, pero un poquito de organización y control no vendría nada mal, para todos, médicos y pacientes, que los C de Salud y muchas consultas de hospital están saturadas de tonterias.
Mañana más

Pantagruel dijo...

Malo, en qué me he pasao? Ciertamente Extremadura está mejor en tasa de especialistas que la comunidad donde habito y curro. No me gusta hacer esperar a la gente.