viernes, 14 de noviembre de 2008

Cosas veredes

El quijote, como todas las grandes obras de arte, establece con el espectador tantas relaciones como espectadores hay. A algunos les ha llamado la atención que quien surge como una burla, como un figurón que representa lo que el autor quiere criticar, acabe convertido casi en la quintaesencia de lo español, o peor aun, como un ejemplo a seguir.


Don Quijote representa la intolerancia, el fanatismo, el fundamentalismo, aquello en fin de lo que muchos quieren liberarse, pero la única liberación de estas posturas que el propio Quijote ofrece es hacia la ramplonería y la capacidad acomodaticia de Sancho, o hacia el conservadurismo del cura y su entorno, o a la vacuidad de los aristócratas que hacen del caballero objeto permanente de burla. Don Quijote no sería hoy, desde luego, un compañero agradable para conversar o para salir de copas. Discutir con él el predominio de las letras sobre las armas, o de las ciencias sobre las letras, sería arriesgarse al enfrentamiento violento, a terminar con su lanzón roto sobre la cabeza.


Nabokob, por ejemplo, fue incapaz de apreciar humor inteligente en el Quijote, y aunque seguramemente fascinado por él, le llamó “mala novela”, de la que hizo una lectura “agelástica”, poniendo énfasis en lo mucho de violento y cruel que el libro encierra, que desde luego no es poco.

Algunos han querido ver en la atracción del personaje por la juguetona Altisidora, –una dama-niña de 14 años-, un esbozo de la pasión enfermiza que Humbert Humbert sentiría mucho más tarde por su hijastra Lolita.


Precisamente mientras que algunos han considerado que Don Quijote era una persona asexuada, que justificaba siempre de alguna manera su miedo y rechazo al contacto sexual –la escena de la Maritornes, su relación con Marcela –pastora inquietante por su ansia de libertad e independencia-, o con la propia Altisidora-, otros ven el libro cruzado por sexualidad implícita, y más o menos explícita, que incluye desde una presunta relación homoerótica entre el caballero y su escudero, hasta travestismos, pederastia o menages a trois como los que se esbozan en la extraña propuesta de Anselmo a Lotario.



Cosas veredes, si os atreveis a visitar el libro, o a revisitarlo, con renovada ambición intelectual.
Estos enlaces amplían algunos de estos aspectos, en un libro inagotable:

35 comentarios:

Soportándome dijo...

La foto ultima genial. Del resto lo que mas me ha gustado es lo de la agresividad de esta "novela mala".. y la sexulidad, como no.

Io dijo...

Pues yo no escruté en la lectura como para hacer un análisis exhaustivo.

Simplemente, me partí de risa.

Un saludo

Malo Malísimo dijo...

Siendo Yo jovenzuelo, calenturón,que lo fui, y conato de barba, así me llamaba el que quizás fuese el mejor profesor que he tenido y estando estudiando y ¡aprendiendo! este hermoso libro, un compañero de clase preguntó algo sobre el libro y mi querido profesor le espetó "pues por la misma razón que no sale cuando Don Quijote se vá tras unas zarzas, se baja los calzones, se acuclilla y aprieta". Esa misma explicación vale para esos cientos, no, miles de comentarios que cada día se le hacen al libro y al autor. Y curiosamente casi que todos los comentarios obvian un dato singular. El libro, el personaje y el autor son del S. XVI, ¿Con qué mentalidad se escribió el libro? ¿Con la del XIX, la del XX? El Quijote y no lo digo Yo, no es español, es universal y es la quintaesencia del hombre, el hombre en estado puro, con sus dualidades, sus fobias, sus grandezas y sus miserias. Ver más, es ganas de que el olmo de peras.

Pantagruel dijo...

Malo, malísimo, algunos queremos que el olmo dé peras. A veces las da.

Yo también me he reído mucho con el quijote, Io, pero también inflé ranas por el culo y le arranqué las alas a las moscas, a las que banderilleaba con alfileres.

Hay mucha agresividad, sí, Soportándome. Lo de la última foto era solo por... bueno, por nada.

Shikilla dijo...

Lo leí hace años, y realmente no me he planteado releerlo próximamente.

Hace un par de años mi hija representó como componente del Coro, la ópera Altisidora en la Universidad de Alcalá de Henares, en su patio central, el del pozo, fue precioso, por la noche. Como sabes, Altisidora es una moza descarada en un pasaje de El Quijote que encierra crueldad pero a la vez divierte al lector por los golpes graciosos que tiene.

De todos modos no creo que El Quijote sea un personaje a seguir, y menos en la época actual donde el que no corre vuela.

Gracias por tus sugerencias.

Malo Malísimo dijo...

Ves como al final caes. ¿era violencia o era un niño haciendo trastadas? Los conceptos y las percepciones cambian con la edad, más con los siglos.
Por cierto a mí también me gustan las peras de olmo y sí dígalo Usted, no se corte, la última foto es por... joder , y qué agustito se queda uno ¿ A que sí?

Pantagruel dijo...

No, Malo, no, por joder no, solo por enlazar un poco con la entrada anterior, que me ha dejao mu exhausto. Además, me ha enlazao Kaosenlared, con el peligro que tiene que tener eso ;-)

Malo Malísimo dijo...

Jo, atí, a mi y al resto, que nos hemos puesto... bien.

Shikilla dijo...

"...pero también inflé ranas por el culo y le arranqué las alas a las moscas, a las que banderilleaba con alfileres".

Es difícil creer que el que describe arriba sea el mismo autor de este blog. El mismo que tiene el cartelito del toro agonizando y abanderillado, por cierto. Difícil, sin duda.

Cosas veredes!! XDDDD

Malo Malísimo dijo...

pestes de portatil carajo, bueno al menos se entiende.
Hasta mañana y que descanses.
Por cierto ¿se ve ya la nieve desde la ciudad?

Pantagruel dijo...

Por eso voy cargao de razones, Shikilla, porque he sido cocinero antes que fraile, quiero decir banderilleador antes de defensor del banderilleado, o lo que sea, que a esta hora me voy perdiendo.

Hay nieve ya pa toa la temporada, Malo. La sierra parece un roscón de Loja.

Novicia Dalila dijo...

Pues a mi me parece que hacer análisis tan exhaustivos, diseccionando el libro hasta desmigarlo completamente, como esas interpretaciones que dices que se han hecho - no he leído nuna ninguna y me alegro - es cargarse el libro e incluso, si eres influenciable, no dejar cabida a la imaginación y a la opinión personal.
Creo que hay obras que no deberían analizarse más de lo necesario, que no hay que buscar interpretaciones a todo lo que está escrito porque realmente, nadie, absolutamente nadie, sabe la intención del autor cuando lo escribió.

Yo del Quijote me quedo con la frase:

"Ladran Sancho, luego cabalgamos" , me encanta, y la aplico a mi vida cotidiana...

Un beso y buen finde Panta...

Novicia Dalila dijo...

Panta, en mi post del botón derecho te he dejado los pasos para ver quien te ha eliminado. No he querido ponértelo aquí por no estropear tu entrada...


Otro beso

DR. FREUD dijo...

Pues sí que da juego este libro. Saben ustedes que aprendí el español leyendo el quijote y con un diccionario??? Sin profesor ni hispano hablante. Fue una maravilosa experiencia, tanto leerlo como aprender el idioma.

Pantagruel dijo...

Novicia, los análisis de otros pueden ser interesantes, al advertir cosas que nos pasaron desapercibidas, y nos enriquecen la jugada, no nescesariamente sesgándonos en mala dirección. Con respecto a lo que autor pretendía, las grandes obras transcienden a su autor y se le escapan de las manos, tomando vida propia y sugiriendo cosas que al autor conscientemente ni se le pasaron por la cabeza.

Sigmund, mu bien que hiciste. Gracias por tu visita de visitante ilustre.

Belén dijo...

Madre mía, le dices esoa mi profesora de Literatura del Instituto y directamente te suspende :S

Me gusta el Quijote, me entretuvo cuando lo leí, me costó cerca de un año, porque lo acompañaba de otras lecturas y había momentos en los que me llegaba a sobrepasar, pero la riqueza del texto era impresionante, o al menos eso es lo que dejé en claro.

Así como el ser mas papista que el papa y, sobre todo, pelear por las cosas mas perdias, muy español si...

Besicos

Sirena Varada dijo...

La Literatura es cosa de dos: el que escribe y el que lee, y mutuamente se dan sentido. El Quijote, indudablemente, es un fanático (no diré un loco), un hombre obsesionado con una idea. Alquien que, en una carrera hacia ninguna parte, atraviesa la delgada línea roja que separa lo sublime de lo patético.
Las personas con sensibilidad y talento se detienen justo antes de cruzar.

Un placer leerte, Pantagruel. Y agradecida por tu visita.

Anónimo dijo...

Pues nada, atreverse con el Lazarillo, el Buscón o El Guzmán de Alfarache, a lo mejor se descubren bastantes puntos en común propios de la época y se pone todo un poco más en perspectiva.

Son otras pocas, entre otras muchas, de las obras "intemporales" que dió el généro en su momento.

En general me quedo con lo que dice Novicia, no me interesan las interpretaciones formalizadas (erotismo implícito y demás) lo que me gusta es la complejidad de sus aromas.

ID

Anónimo dijo...

Creo haber oido que para el pasaje de los gigantes (que no me explico porqué es del que habla todo el mundo, prácticamente en exclusiva)Cervantes se inspiró en el rechazo popular que provocaron por aquellos entonces los recien inventados y contruidos molinos de grano que utilizaban la fuerza del eólica (hasta entonces se usaban los hidráulicos). La gente los encontraba "monstruosos". Igual que ahora les pasa a muchos con los modernos aerogeneradores de energía.

Igual hubo "Plataformas Molinos de Viento No". :-)

Pantagruel dijo...

¿Por qué me hubiera sorprendido tu profe, Belén? ¿Dije algo malo?

Estoy de acuerdo contigo, Sirena. Sin embargo, Anónimo ID con tal de llevarme la contraria, establece alianza con Novicia para negar el valor de una herramienta tan clásica y tan útil como la exégesis.

Pantagruel dijo...

Quise decir "suspendido", no sorprendido.

No contento con criticar las exégesis, Anónimo ID se atreve a hacer eiségesis, y lleva las aguas tranquilas de esta entrada al turbio molino de la discusión por las energías. Los molinos de energía eólica son ciertamente horribles, y cuando se pasa cerca de ellos, como por ejemplo cerca de Tarifa, ciertamente que dan miedo. Ahora que pa feas las placas solares -creo que han puesto un campo de ellas cerca de Fuente de Cantos-. ¿Es que no hay más forma limpia y elegante de obtener energía que la nuclear?
Ahora entiendo mejor porqué posaron de esa forma Ibarra y Ropero: "Molinos de Viento sí". Pos que miren en qué quedaron.

Anónimo dijo...

¡EEEEEEEEEEEEEhhhhhhhhhhhhhh!

Que yo no he dicho nada de los molinos de viento, que es otro anónimo.

Yo reivindico mi génética de díptero testicular (es broma, hay que avisar que ya se ve la perspicacia del común aquí), pero no se me puede identificar con ese comentario de molinos No del s XVII.

No voy a andar hablando de las virtudes del desarrollo industrial energético del sector petrolífero por una parte y me voy a la vez a poner enfermo con el aspecto antiestético de los aerogeneradores.

Por favor, Panta , me matas.

ID

Pantagruel dijo...

No te he matao, hombre, simplemente me equivoqué de anónimo. Lamento haberte atribuido erróneamente la eiségesis.

Hitos dijo...

¿No es en el Quijote donde se explica lo de las torres gemelas?

Pantagruel dijo...

Ein, Hitos??

Hitos dijo...

Era una tontuna que se me ocurrió en ese momento para ironizar sobre las explicaciones y los estuidos pormenorizados del libro. Si nos empeñamos seguro que encontramos algún pasaje en el que el autor nos adelanta lo que ocurrirá un 11 de septiembre con las torres gemelas.

¿mejor asi?

Malo Malísimo dijo...

Hace un par de años, unos Señores vendieron un montón de libros con el cuento de que habían encontrado el libro secreto de la biblia. Un programa informático leía en todos los sentidos, atrás, adelente, arriba... y se inventaron un libro más para la biblia. ¿porqué no hacemos lo mismo con el Quijote y nos sacamos de la manga en tercer tomo?
A lo mejor nos sale una obra de arte, o una tontuna... quién sabe.

Pantagruel dijo...

Bueno, Hitos, vale, mejor así. ¿Entonces está feo mirar las creaciones entre líneas, buscarle sugerencias, más allá de la primera impresión?

Malo, todo está escrito, y lo que está por escribir también. Lo contaba Borges en su Biblioteca de Babel, una biblioteca formada por todos los libros de hasta 1000 páginas que se podían ecribir con todas las combinanciones posibles de letras y símbolos gráficos: ahí estaría todo, la Biblia y el Quijote con todas sus posibles interpretaciones y comentarios, las novelas, los ensayos científicos, los libros de todos los posibles premios Nobel, escritos y por escribir, los programas de todos los partidos, y todos sus manifiestos, todas las tesis doctorales y sus antítesis... habría muchas páginas de puro ruido, con palabras ininteligibles, pero estaría todo. Todo el saber, y todo el contrasaber, todas las verdades y todas las mentiras, juntas y revueltas. Un filón.

Belén dijo...

Porque mi profesor era amante del quijote, incluso creo que le hubiera gustado ser como el...

Síndrome de estocolmo pero en literatuta :)

Besicos

Hitos dijo...

No está feo, en realidad es lo que todos hacemos cuando leemos algo, interpretamos. Pero prefiero no estar mediatizada por nadie, que soy muy influenciable carajo.

Joselu dijo...

Belén todos los profesores que explicamos El Quijote nos vemos poseídos por él. Una vez incluso me fui a La Mancha a recorrerla con El Quijote bajo el brazo, hasta me emborraché con vino de Valdepeñas en El Toboso comiendo los famosos Duelos y quebrantos que aparecen al principio.

Pantagruel dijo...

Joer, Joselu, espero que llevases las alforjas bien provistas de omeprazol...

...antidoto esencial dijo...

Agradecería a quien quisiera ilustrarme sobre las "cosas veredes".
¿Qué son?

(Yo no he leído El Quijote, no completo, al menos. Lo confieso.)

Pantagruel dijo...

Hola, Antídoto. Supongo que estás de coña. Cosas verás...

...antidoto esencial dijo...

;)