domingo, 16 de noviembre de 2008

Dormir, soñar, morir...

Hace no mucho oí una entrevista a un neurólogo experto en sueño. Le preguntó el entrevistador que si aconsejaba a las parejas dormir en la misma cama o en camas separadas. “Bueno, dijo, al principio durmiendo en la misma cama se ahorra en tiempo y desplazamientos,

luego, cuando comienzan él con los ronquidos y ella con las piernas inquietas, más vale poner tierra por medio...”

No hablaré de los ronquidos pues todos sabemos qué son, o al menos como son: un ruido a veces ensordecedor que se produce por la vibración de los músculos de la faringe al pasar por ellos el aire de la respiración cuando están flácidos e hipotónicos. Afectan más a los hombres –los sufren sus parejas-, sobre todo por encima de los 40, y se agravan con la obesidad y el alcohol.

Los ronquidos no son fáciles de tratar; cuando se acompañan de apneas –interrupciones de la respiración- se aconseja dormir con la llamada máquina del sueño que inyecta aire a presión con una mascarilla, y que es engorrosa, pero dicen que puede evitar la somnolencia diurna, o consecuencias tales como el desarrollo de hipertensión y arritmias. Este problema de la “apnea del sueño” se ha popularizado en parte por los intereses de quienes fabrican y venden estas máquinas.
Lo del síndrome de las piernas inquietas –mal nombrado por el pueblo como “la pierna inquieta”- es menos conocido, y consiste en una sensación de malestar indefinible –como calor, como hormigueos, como opresión- en las piernas durante el sueño, que mantiene semidespierto a quien lo padece y le obliga a moverlas continuamente, sacarlas de la ropa y volverlas a meter.

Es, con mucho, cosa de mujeres, sobre todo a partir de los 40, y perjudica a quien con ellas duerme. Tiene tratamiento, útil solo a veces, como todos.

Pero lo peor es lo que se conoce como “trastorno del comportamiento en el sueño REM”. El sueño REM (de rapid eye movements, o movimientos oculares rápidos) es una fase del mismo en la cual la actividad electrica cerebral es igual que la de la vigilia, los músculos del cuerpo están totalmente flácidos, y los ojos se mueven rápidamente en todas direcciones. En esta fase es cuando se producen los sueños bien estructurados, -como ese tan agradable en el que somos capaces de volar- pero también las pesadillas, especialmente aquellas en las que queremos huir y no podemos porque los músculos no nos obedecen.


A veces durante estos sueños somos capaces de superar la parálisis de nuestros músculos y hablamos o pataleamos, o damos manotazos a nuestro alrededor. Si esto se hace persistente y muy frecuente, puede ser un gran problema para el propio durmiente y para su pareja, que amanecerá con un ojo morado o con otras señales de violencia. Este trastorno puede ser preludio de algunas enfermedades neurológicas degenerativas, como el parkinson, y además no tiene tratamiento fácil. A veces quienes lo padecen han de atarse a la cama para evitar caídas.


Problemas relacionados son el sonambulismo y otras llamadas parasomnias, o la narcolepsia-cataplejia, pero lo dejaremos para otro día.

Los animales dormimos simplemente como adaptación al inevitable ciclo luz-oscuridad de nuestro mundo. Una vez que lo hacemos, nuestro sistema nervioso ha evolucionado para sacarle partido al sueño, reforzando y repitiendo actividades neuronales necesarias, o reseteando circuitos para que luego estén mejor operativos; eso son los sueños. Nada queda ya, en lo que sabemos, de los delirios de Freud acerca del sueño como revelador de zonas oscuras o censuradas de nuestro ser.

Hoy, puede uno soñar tranquilamente cosas raras, -como por ejemplo llegar a Presidente de Gobierno-, sin que le acusen de que quiere matar a su padre,

o tirarse a su madre.

Hoy una mujer puede soñar,



incluso con lobos blancos de rabo erecto,

sin que eso signifique que está deseando que la follen, como con frecuencia malinterpretaban los psicoanalistas

¿O no? Dr. Freud, ¿estás por ahí?
--------------------------------------------------
P.S.-



Así estaba la cosa hoy, Malo, malísimo.

48 comentarios:

frikosal dijo...

Pero si yo sueño (soñara) que me acuesto con, por ejemplo, Pilar Urbano, eso POR FUERZA tiene algún significado. No puede ser lo mismo que si sueño con mi jugosa vecina.

Belén dijo...

Pues si, el sueño no es mas que el triunfo del parasimpático, que regenera y activa...

Lo malo es que al relajarse el córtex, el inconsciente sale, y eso duele...;)

Besicos

Hitos dijo...

No hay como contar los malos sueños para librarse de ellos.

Otra cosita, se aprende a dormir con un roncador; concretamente yo me despierto cuando deja de roncar.

Anónimo dijo...

Panta, en esta me has pillado, no tengo por donde pinchar.

La verdad es que tenía ya el aguijón romo de darle.

Sobre los sueños sólo sé decir buenas noches.

ID

Pantagruel dijo...

Frikosal, claro que tendría algun significado. Solo el que pienses en la posibilidad de soñarlo ya me pone en guardia...

Belén, el inconsciente no sale de ninguna parte. Fíjate bien.

Hitos, todos los sueños son librarse de algo, de neurotransmisores sin quemar, de fogonazos sinápticos inadecuados... Si además lo cuentas, no veas.

Bueno, Anónimo ID, pues úsala pa afilar otra vez el aguijón; seguro que puedes. Buenas noches.

Malo Malísimo dijo...

PANTA hijo, si es que Yo en esto de los sueños... El Doctor Freud, como que estaba él un tanto obsesionado, vamos que le hacía falta un buen polvo, y del resto... Yo me duermo y me muero, muchas veces salgo con el cuerpo dolorido porque ni he cambiado de posición, y es raro que recuerde un sueño, he de reconer que duermo poco, ¿me estaré haciendo viejo? Dicen que los viejos duermen poco, o va en relación al tamaño, los animales grandes duermen poco, o simplemente que soy extraño. No se, pero en lo de los sueños..., pero bueno por tener tema, no hablas para nada de los sueños premonitorios en todos sus aspectos. Dueme bien y sueña con los angelotes, o...las angelotas.

Pantagruel dijo...

¿Qué son los sueños premonitorios? No he oido hablar nunca de eso, salvo quizás en el Cuarto Milenio ese, peo no vamos aquí por ese camino. Tú los has tenido, Malo, o conoces a alguien que los tenga? Qué premonitorizó?, una primitiva?, la eliminación del Madrid por el Indautxu? y cuidado, que los osos son muy grandes y duermen mucho.

Novicia Dalila dijo...

jajajajaja joer frikosal, yo que tu me lo hacía mirar. O eso o le entraba a la vecina jugosa y me quitaba el trauma de un polvazo, pero, shikillo, así no puedes seguir :P:P

Panta, como siempre, me parece interesantísimo lo que nos cuentas. Venir aquí cuando llego al curro es como ir a clase casi. Me siento y escucho... ¡¡Y hasta aprendo¡¡ ¿quién da más? :P

Mi familia dice que ronco, pero yo lo negaré hasta la muerte... También pataleo, pero poco, menos mal (me pilla tooo ) y una vez a mi adosado le di un meneo que se acojonó y todo... Él dice que aproveché el tirón de la inconsciencia, pero juro por dios que fue totalmente involuntario...

Un beso y buena semana

Likuid dijo...

Estoy seguro de que los sueños sí tienen relación con algo, con necesidades no cubiertas.

Pantagruel dijo...

Novicia, yo también aprendo de tí. Segun Likuid, si le das patadas a tu adosado es porque tienes esa necesidad no cubierta (la de darle patadas digo).

Likuid, en esto eres un clásico, un conservador de viejas especulaciones sin mucho fundamento.

Likuid dijo...

De especulaciones nada. Son situaciones fundamentadas, y mucho. Cuando llevas un tiempo sin algo a lo que estás acostumbrado, comienzas a soñar con ello. Y si no está demostrado por estudios patateros me trae sin cuidado. En mí es así, y mis sueños, a veces, de este modo funcionan. No puedes reprobar todo lo que no conozcas.

Pantagruel dijo...

Hombre, Likuid, no lo repruebo, solo lo discuto. Por supuesto que cuando necesitamos algo soñamos con ello igual que pensamos en ello durante la vigilia. Niego las extrañas conexiones y los simbolismos.

Hitos dijo...

¿Y qué pasa cuando quieres soñar con un ser querido que has perdido?

Tardé cuatro años en que apareciera en mis sueños y cuando apareció fue con total naturalidad, como si no se hubiera ido

Likuid dijo...

Hitos, cuando quiero soñar con algo normalmente me acuesto pensando en ello y aparece. Aunque Panta dirá que no es posible...

Pantagruel dijo...

Que no, Likuid, que no digo que no sea posible; es así. Insisto en que lo que niego son los simbolismos; no podemos controlar los sueños, aunque sí influir algo en ellos, al fin y al cabo son una prolongación de la actividad cerebral, solo que desconectada del exterior. Repito que con lo que no estoy de acuerdo es con la interpretación que hizo el psicoanálisis de los sueños, o sea que estos simbolizan cosas ocultas o que estos conectan con una cosa llamada subconsciente. Conetan con el subconsciente lo mismo que con el estómago.

Joselu dijo...

Según tú el inconsciente no existe, los sueños no encarnan ningún simbolismo y probablemnte no exista el inconsciente colectivo que sostenía Carl Jung. ¡Qué visión más mecanicista! ¿Qué son los sueños? ¿Conexiones aleatorias del cerebro? ¿Por qué su construcción narrativa? ¿Por qué su relación con el mundo de la imaginación y los monstruos? ¿Por qué los grandes artistas han considerado el inconsciente, los sueños y los símbolos como material altamente significativo en la creación literaria? Creo que el arte tiene una dimensión espiritual que tú excluyes, y a él no es ajeno el mundo simbólico de los sueños y el inconsciente. Otra cosa es que desbarremos sobre el significado psicoanalítico de determinadas obras. Siempre me he negado a considerar esos enfoques porque son confusos. Está ahí y conecta con nuestros deseos más ocultos e inconscientes, pero mejor no desvelarlo. Un cordial saludo.

Pantagruel dijo...

Joselu, no te alarmes, que lo mecanicista no es peor, te lo juro. No se pierde nada interesante siendo mecanicista. lo has dicho perfectamente: los sueños son conexiones aleatorias del cerebro, cuando trabaja desconectado de los inputs externos, solo trabajando en y para sí mismo. Si las conexiones son en hemisferio derecho soñamos historias bien trabadas, discursivas, hasta lógicas, si en el derecho, creamos explosiones de música e imágenes, algún día se podrá entrar ahí, y solo habrá eso.

Nuestro cerebro se crea a sí mismo el concepto de "yo", inventa nuestros sueños, y se engaña a sí mismo con ellos, tanto si somos artistas como simples funcionarios, no son más reveladores los sueños que las imaginaciones o los pensamientos, y la consciencia es un engaño más, porque la inmensa mayoria de nuestros procesos mentales y corporales son inconscientes. Niego cualquier dimensión "espiritual", al arte y a todo, pero te aseguro que eso no le resta a nada un ápice de su valor. Nuestros deseos ocultos son tan interesantes, o tan poco interesantes, como los explícitos, y a través de los sueños no se va a ninguna parte misteriosa. Desde el punto de vista neurobiológico el sueño es muy interesante, pero poco literario. Y desde luego que no creo en el inconsciente colectivo; lo colectivo ha de ser consciente.

Lunes, espeso lunes.

Joselu dijo...

Desde luego existe el contraste entre dos concepciones del mundo distintas: una materialista y una literaria que necesita de esos espacios misteriosos de la mente para comprender mejor la vida. No pasa nada. Tu blog es altamente estimulante y tu selección de imágenes (que tu buen tiempo te llevarán)es tronchante. Un abrazo.

Io dijo...

Muy interesante. Y muy buenas las imágenes.

A mí me vienen a visitar mis seres queridos mientras duermo, aquellos que murieron y también aquellos a los que dejé de ver.

Así que yo me paso la noche de tertulia familiar, je,je

Un beso

Pantagruel dijo...

Pues sí, Joselu, algún tiempo me lleva, pero tiene su compensación, que yo también me río.

¿Cuantas generaciones os juntais, Io? ¿Vienen también los cuñaos? O sea, como la mismita cena de navidad...

Io dijo...

Me preguntan y les pongo al dia... je,je

desdemismontañas dijo...

..... ya me hubiese gustado a miii, no haber soñado en más de una ocasión. No haber sentido, ufff no seee, son sensaciones muy extrañas y que después se han hecho realidad.............
Que si, no dudes alguna/os tenemos sueños premonitorios.
Porfa y sin cahondeitos, ehhh, que nostoy sonaaaa, mis tornillos están bien ajustaditos.
jiji y no te voy a contar nada de los olores jajajaja al principio culpaba a mi marido......

Saludos.

Antonio dijo...

Solemos otorgar demasiada importancia a cosas que no tienen porqué tenerla. Soñar con la muerte, por ejemplo, no es diferente a soñar con otra cosa. Lo que ocurre es que nuestro atavismo (el supuesto inconsciente colectivo) lo disfraza.
Hasta ahora no está muy clara la razón por la que soñamos. Se sabe que si privamos a alguien de la fase REM morirá más temprano que tarde.
En cuanto a las teorías freudianas, sin negar la importancia que tuvieron, es como decirle a un creyente que su dios no existe. Siempre le parecerá imposible.
A lo que llamamos inconsciente, sueños,mente, sublimación, etc. yo lo llamo neurobiología. Del resto, se encarga nuestra actividad diurna.

Saludos.

Malo Malísimo dijo...

Como eres Panta, ¿porqué si estoy preocupado por el Curro sueño con él? ¿cuantas soluciones a problemas no vienen del sueño?
Porqué la ingesta de solanaceas abre nuestro Yo profundo y generalmente las visiones viene codificaas en figuras alegóricas muchas veces ajenas a tu cultura?
El Psicoanálisis no nació y murio con Freud y Joung, siguió y continúa en la actualidad y sí, es más cercano a tus posturas, pero solo más cercano.

Malo Malísimo dijo...

Por lo que veo, un poco más y cierran el Camping, ¿No?
¿Están vendiendo las garrapiñadas por la calle?
Abrigate que cuando sopla de arriba...

Borrasca dijo...

Los sueños, sueños son...
No me preocupa su significado si de veras lo tienen, porque casi nunca los recuerdo al despertar; es más, suspiro aliviada pues podré seguir soñando con lobos de todos los colores cada vez que me provoque, esta noche no estaría mal.

Besos borrascosos

Pantagruel dijo...

De acuerdo, desdemismontañas, no pondré en duda tus afirmaciones. Drisfrútalo. Y ¿a qué olores te refieres? ¿A qué huelen los sueños, como decía el anuncio de compresas?

Antonio, más que llamarle neurobiología a eso, se explica a través de la neurobiología; de ello se viene hablando aquí repetidamente. Gracias por tu visita.

Malo, el psicoanálisis ha muerto; merece un ataud con clavos de oro, dijo un colega. Claro que resolvemos problemas en el sueño, y a veces tenemos ideas prácticas, solo hay que anotarlas. Lo de las solanáneas es otra cosa, prueba también de que todo es neurobiología, en este caso un modificador químico.

¿A qué camping te refieres? Puedo decirte que ya hace tiempo que cerrraron los italianos y pusieron la castañera, en las garrapiñadas no me fijo.

Borrasca, ¿qué pasó, vinieron los lobos? Cuéntanos...

Buen día para todos.

Dr.MIKEL dijo...

Oye, ahora que lo pienso, recuerdo que despues de hacer el amor con mi novia ella era la que roncaba y tenia cierta apnea, y yo el que tenia algun espasmo de pierna inquieta.
Tu crees que estas circunstancias contradictorias fueron la que influyeron en nuestra ruptura?.
O quizas todo se debió al inconsciente como dice Belen, quiero decir a lo inconsciente que fuí por dejarla.
Voy a tener que pedir vez a mis colegas de salud mental.
Por cierto yo desde mi ventana tambien veo los picos nevados.
Que pueblo es ese??
Saludos.

Susana dijo...

Que suerte tienen algunos de soñar lo que desean soñar. Yo no lo consigo. Por mucho que piense antes de dormirme en algo o alguien no logro que se cuelen en el sueño.
No sabeis lo contenta que me pongo cuando mi madre aparece en mis sueños, es como volver a tenerla. Aunque también sigo peleándome con mi hermana en los sueños. Hay cosas que no cambian ni en la consciencia, ni en la inconsciencia, ni en la vida, ni en la muerte.
Por cierto Panta, yo no tengo 40 años y ya tengo eso de las piernas. Jo.
De todas formas gracias por darme una explicación, no sabía pq se producía.
Ayer acabamos con el chapapote infantil. El de la oreja se ha resistido un poco. :)

Anónimo dijo...

Pues yo tuve que echar mano una vez de un siquiatra y someterme al correspondiente régimen de pastillas y de sesiones de conversación (¿sicoanálisis? no sé, yo hablaba y ella mayormente callaba).

No sé si las sesiones eran una especie de placebo pero me da que las pastillas solas no me habrían hecho efecto suficiente para reequilibrarme (no tengo la experiencia para saberlo).

Creo firmemente que lo que actuó fue fundamentalmente el tiempo en un entorno estabilizado. Sin embargo las sesiones eran eficaces para facilitar la recuperación. Imagino que es lo que justifica la presencia de sicólogos en los escenarios de catástrofes.

En resumidas cuentas, mi ignorancia me impide asimilar sicoanálisis y terapias basadas en la comunicación entre el paciente y el tratante, pero sé por experiencia que ese tratamiento es eficaz al intervenir no sobre las conexiones neuronales sino sobre las ideas y los sentimientos, conceptos estos del universo de la mente (el software).

Al final encontré el hueco.

ID

Hitos dijo...

No es por tirar por tierra el trabajo de los doctores, pero una buena amiga o un buen amigo hace las mismas funciones que un psicologo ¿no ID?

Anónimo dijo...

Sin duda se acercan Hitos. Los profesionales se supone que cuentan en sus métodos con conocimientos confirmados e intervienen de forma diferente, digamos de forma más abstracta e inmediata.

Los amigos son los amigos, los que intervienen más en la base, en el fondo.

ID

Pantagruel dijo...

Dr. Mikel, puede ser, puede ser, pero yo al psiquiatra -o sea a Salud Mental, vaya eufemismo- nunca iría por mi pie. En todo caso me llevarían con la camisa de fuerza. Este es un pueblo grande; el pico más a la izquierda es El Veleta.

Susana, los sueños gustosos o agradables terminan con la frustracíón del despertar, al reves que las pesadillas. No me digas que siendo < 40 ya tienes la pierna inquieta... No será más bien ganas de acaricarle las canillas a tu santo (Hitos dixit) entre sueños?

Anónimo ID, de los psiquiatras ya dije. Así que insistimos en que "ese tratamiento -la voz arrulladora de tu terapeuta- es eficaz al intervenir no sobre las conexiones neuronales sino sobre las ideas y los sentimientos". Vamos a ver, la laringe de tu psiquiatra modula las vibraciones del aire y da lugar a sonidos que entran por tu oreja y golpetean el timpano; ese golpeteo estimula los cilios de tu caracol a traves de la cadena de huesecillos y se transforma en impulsos nerviosos que viajan por el nervio acústico a tu cortex, limbico, temporal y parietal donde esos impulsos se decodifican en palabras y discurso identificables, que a su vez modulan la actividad de tu cortex racional y emocional...De qué hablamos de conexiones neuronales, o de ideas y sentimientos, o de las dos cosas porque simplemente son lo mismo?

Hitos y Anónimo ID, para mí la diferencia fundamental es que el profesional cobra en dinero y el amigo puede no cobrar, o cobrar en otros valores. Los pasicoanalistas siempre defendieron que su terapia era inutil si no se pasaba por caja; excelente condición si ne qua non.

Cada comentario vuestro precisaria de un tratado para replicar, o es en si mismo un tratado.

Anónimo dijo...

Panta tu reduccionismo parece enfermizo, deberías hacértelo ver.

Sonidos y mensajes orales son cosas diferentes con una misma base física. Además mi siquiatra escuchaba fundamentalmente, no me arruyó ni un poquitín (la guarra).

ID

Anónimo dijo...

Perdón "arrulló" por "arruyó" (ando flojete)

ID

Pantagruel dijo...

Ruidos y palabras habladas son lo mismo, vibraciones de aire con determinada amplitud y frecuencia, y timbre, es el cerebro el que decodifica; una lesion en el lobulo temporal izquierdo -en los diestros- convierte, para el que la padece, las palabras en ruidos sin sentido, y no hay más.

Con respecto al silencio de tu psiquiatra, ya se sabe que el silencio puede ser muy expresivo, y el de los psiquiatras pretende serlo, además de costoso. Ya lo creo que te arrullaba.

Llámame reduccionista si quieres, no me molesta, y no me lo voy a mirar, porque prefiero un reduccionismo con base racional y científica -la neurobiología moderna- que un amplificacionismo nonsense.

Soportándome dijo...

Menuda entrada tan informativa. Yo me quedo con la de los lobos blancos y conel SI "invertido" del maricomplejines.

DR. FREUD dijo...

Menudo docuemental sobre las parasomnias. Muy bien informado, aunque parece rescatado del DSM-IV. Respecto a los sueños, habría que preguntarle a la señora de los lobos si quieres ser "follada". Ya que a la hora de interpretar los sueños, se le pregunta al paciente con que lo relaciona. Debería usted saber cómo interpretan los psiconanlistas los sueños. Siempre es la asociación del paciente.

Pantagruel dijo...

Eso es lo mejor, Soportándome, que aquí cada uno se queda con lo que más le gusta. Por cierto, que Fede dice que no llama Maricomplejines a Rajoy, sino a la derecha en general, salvo a la ultra, que es la que a él parece gustarle. En los blogs de untraderecha -el de Natalia Pastor, por ejemplo- están poniendo un widget con la carita de bueno del Fede que dice "Aquí estamos con Federico", y justo al lado otro que dice "Plataforma para la defensa de la fiesta", con silueta de toro mucho más elegante que el mio. Cómo les gusta tó lo que huela a sangraza!

Anónimo dijo...

Pues te equivocas, deberías mirártelo, mejor tú mismo.

Mas que reduccionismo padeces ofuscación(lo digo con todo respeto).

Planteas cosas que me consta que tú mismo no compartes. Cuando hablaste una vez de causa-efecto se trataba de si una cierta acción producía o no determinado efecto.

Si alguien hablando a otro le convence de algo ¿Qué podemos de cir? ¿que A dió una explicación que B tomó en consideración y que le pareció válida? ¿o que, resumiendo algo para evitar ser excesivamente prolijo, A emitió sonidos que B captó, que alteraron su configuración de conexiones cerebrales?

Creo que no se debe confundir la realidad física, que al final se reduce a materia y energía, perfectamente estúpida con la realidad conocida a través de las ideas.

La realidad física es idiota e inenteligible, sólo funcionamos mentalmente con ideas que interpretan la realidad pero que por la misma razón se despegan de ella.

Por ejemplo, la crisis financiera es una pura concepción mental sin ningún soporte físico, y así todo lo que quieras.

Y tengo montañas de ejemplos, podíamos discutir una eternidad sobre esto...

Creo que sí debes mirártelo.

ID

Pantagruel dijo...

Pues con todos los respetos, Dr. Freud, yo creo que los psicoanalistas, a la vez que preguntan inducen. Lleno dicen que está el anecdotario de anecdotas de mujeres que acabaron por admitir acosos, incestos y abusos que solo estaban en las mentes calenturientas de sus analistas, y tó ello a base de buscar falos en los sueños. En fin, lo dicho, un ataud con clavos de oro, bien clavados. Por cierto que yo el DSM en todas sus ediciones apenas lo he visto por el forro; mal puedo rescatar de ahi nada.

Pantagruel dijo...

Anónimo, hablamos como hablamos, pero debemos saber cual es la realidad que subyace. Qué subyace bajo el concepto de idea, o de convencer a otro. El que las ideas se despegan de la realidad es solo una forma de hablar, las ideas son realidad, realidad física, a la medida humana. Pero ya redundamos. No me lo voy a hacer mirar, aunque sea el único que va en dirección contraria se que soy yo el que va en la dirección buena.

Hitos dijo...

Ostras Panta, vas sobrao "el único que va en la dirección buena" muy fuerte (ya me gustaría a mi estar tan convencida de algo, de lo que sea) Ahora veo tu interés por las lecturas del Quijote

Malo Malísimo dijo...

Panta al Camping se llegaba desde "el Zaidín" creo que es/era el Isabel I. Haces muy mal en no fijarte en las garrapiñadas, además están muy buenas, en pequeñas dosis, claro está.
Por cierto en la carretera del Veleta había una venta que preparaban una sopa de picadillo de lujo.
Y en lo de tener razón o no, bueno cada cual tiene la suya ¿NO?. Y caminos buenos, tantos como personas caminando.

Pantagruel dijo...

Ainnssss, Hitos, que me tomas en serio. Si yo estuviera seguro de mi mismo pondría en mi ventanillo una foto con mirada romántica, como mirando al infinito... En fin, de lo que sí estoy seguro es de que algunos de vosotros no sois tan recalcitrantes como Anónimo ID, que aunque sabe que tengo razón disfruta llevándome la contraria.

Malo, orientate mejor, juer, que el Zaidín me queda mu lejos. Como le he dicho al Dr. Mikel, esto es un opueblo más bien grande.

Anónimo dijo...

Sí, Panta, llevarte la contraria es entretenido, pero lo hago con argumentos en los que creo firmemente (creer en el sentido de certeza razonable del pensamiento).

Seguro que volveremos por estos pagos.

ID

Pantagruel dijo...

Gracias, Anónimo, aquí estaremos d.m.

Naturalmente dijo...

Si hay una condición subyacente sabida que causa el Síndrome de la Pierna Inquieta, el tratamiento será basado en corregir la enfermedad subyacente. Si no se sabe de ninguna condición causativa, hay varias drogas usadas actualmente para tratar los síntomas y éstas son generalmente sedativos, anticonvulsivos, contra el dolor o drogas dopaminergicas. Todas estas drogas de la prescripción tienen el potencial de causar efectos secundarios adversos y algunas son también adictivas. Pero los remedios naturales para el Síndrome de la Pierna Inquieta son efectivos y seguros y evitan que la persona tenga que buscar remedios para el insomnio por no tener suficiente sueno y descanso.