jueves, 5 de marzo de 2009

Pruebas

"¿No me va a hacer usted ninguna prueba?"

Los pacientes confían mucho en las pruebas diagnósticas. Los médicos también, pero esa confianza en muchas ocasiones es inmerecida. Veamos.

Cuando se va al médico contando unos síntomas, si este conoce su profesión y dispone de tiempo suficiente, no pasará del síntoma a la receta, sino que mientras escucha irá generando una o varias hipótesis de diagnósticos posibles; luego, en el reconocimiento o exploración, buscará signos que apoyen o descarten algunas de las hipótesis que generó, y finalmente pedirá las pruebas necesarias para confirmar o descartar las hipótesis definitivas.

Pero las pruebas, además de ser a veces dolorosas, no son infalibles; tienen lo que se llama “sensibilidad” o capacidad de dar positivas cuando la enfermedad existe, y “especificidad”, o capacidad de dar negativas cuando la enfermedad no existe, y estas cualidades nunca son del 100 %; así en todas las pruebas hay “falsos positivos”, o sea casos que dan positivo pero que no tienen la enfermedad, y “falsos negativos”, es decir casos en los que la prueba sale negativa aunque estén enfermos. De esta manera, en el mejor de los casos, las pruebas ni confirman ni descartan definitivamente, sino que simplemente aumentan o disminuyen la probabilidad de que la enfermedad buscada exista o no con respecto a la situación previa al análisis.

Para más complicación muchas pruebas son positivas o negativas según pongamos el "punto de corte" entre normal y anormal. Diagnosticamos de diabetes a quien tenga la glucosa en ayunas en sangre por encima de 100 mg %? De 105 %? De 110 %? En algunas ocasiones no es fácil colocar ese punto de corte, del que puede depender que algunos diagnosticos sean positivos o negativos, y hay zonas de penumbra para tomar decisiones de tratamiento.

Hay otro problema más con las pruebas. A veces detectan lo que se llama “incidentalomas”, o sea hallazgos casuales que no tienen nada que ver con el motivo por el que fueron solicitadas. Un estudio demostró que de cada 1000 personas aparentemente sanas a las que se les haga una resonancia cerebral, en al menos tres se encontrarán problemas serios que no siempre será útil haber detectado precozmente, porque no todo tiene arreglo en medicina, y a veces el tratamiento –en enfermedades oncológicas en particular- es un proceso largo y doloroso del que no siempre se sale mejor librado por haber entrado en él unos pocos meses antes.

¿Mi consejo? An apple a day keep the doctor away, pero si no hay más remedio, no le pidáis a vuestro médico que sea generoso con las pruebas, sino que haga de las mismas un uso riguroso y profesional, -que hay pruebas que matan-, y que no se ponga a la defensiva detrás de ellas.

44 comentarios:

Likuid dijo...

Tomo nota.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Lo mejor es no ir al médico. Si todos nos vamos amorir para qué queremos saber cuando.

Vero dijo...

Yo no podría ser médico. Mucho menos un buen médico. Es algo que siempre he pensado y que ratifico una vez más, después de leer tu entrada. Menos mal que nunca quise, y que hay quienes sí.

Saludos.

Soportándome dijo...

Cada vez me gusta más este blog. Un nuevo ataque, dirigido al cuerpo médico.

Ricardo dijo...

Parece que estabas plasmando mi caso con la diabetes. Dos amigos -todos colegas tuyos-, que ni puñetero caso y una amiga que debería empezar a controlarme. Creo que mi "azucar" era sobre 115 mg%, o quizás 119, pero como los criterios eran dispares, yo he optado por seguir "caminando rapidito".
Las pruebas buenas son las que aparecen en la 1ª fotografía. En noviembre y diciembre asistí a cuatro en nuestra tierra. ¡Qué placer!.
Mañana me voy al paraiso cercano a Calamonte. Hasta el lunes o martes, buen finde.

Pantagruel dijo...

Likuid, siempre minimalista, te guste la etiqueta o no.

Eso es lo que recomiendo, P Vázquez. Además el médico no tiene ni idea de cuanto le queda a la gente.

Yo tampoco, Vero. Bueno, a ver, me explico. La profesión es superinteresante, sobre todo si se ejerce con todas las posibilidades en la mano, y no eres un expedidor de recetas y volantes de derivación, pero si volviera a los 17 años y supiera lo que sé, elegiría otra cosa; las desventajas superan en el balance a los aspectos positivos, en mi opinión, y en mi experiencia. Estoy contento de que a mí hija le diera por las artes plásticas.

Soport, que ahí nos las den todas; tiro piedras contra mi tejado, pero son piedras light.

Ricardo, pensé que nadie se fijaría en el doble sentido de las pruebas, y tomarían las primeras fotos por surrealismo, como el parchis de Hitos, pero siempre hay linces. Cuidao con tanta prueba, con esa glucosa en el límite, dobla la longitud de las caminatas. Llévate el portátil, que te dará mono. ¿Ha puesto ya Fernández Vara wifi en ese paraíso, o tó se lo va a gastar en la refinería y sus 70 puestos de trabajo?

frikosal dijo...

Sabios consejos. A mi me cuesta mucho ir al médico. Había uno al que le tenía confianza, se podía hablar con él y no me trataba como si fuera idiota, ni usaba lenguaje secreto, no le daba miedo decir que dudaba, ni yo le pedía imposibles, etc.

Pero cambió de hospital y le he perdido el rastro. Es un problema, estoy sin médico.

Hitos dijo...

Con tal de no ver al que me corresponde por zona... dos metros de médico serio y de pocas palabras. Pues eso, que con tal de no verlo no enfermo nunca. Cuando me chamusqué el brazo cocinando el pollo sólo acudí al ATS, que tambien es serio pero no regaña.

Y lo de las pruebas. Es que es una autentica prueba de resistencia, lo que hay que emplear en horas, días (cuando te tienes que desplazar a la capital) colas de espera. Despues de esa ginkana que mínimo que tener alguna de esas enfermedades impronunciables.

Es broma, mejor no tener nada y sobre todo, no tener que hacer la ginkana.

Borrasca dijo...

Casi me desmayo con la tercera foto, le tengo pavor a las agujas!!!!!!
Así que de pruebas diagnósticas pocón, pocón, y de otras pruebas tampoco...

Besos borrascosos

Antonio dijo...

Uno de los peores falsos positivos son los de la prueba del SIDA. El paciente puede hacer de esa enfermedad el sentido de su vida y, al hacerle otra analítica y comprobar que fue un error, se deprimen al no tener razones para sufrir. Parece un contrasentido pero es cierto.

Ricardo dijo...

Panta, te haré caso y de que pase un ratito me largo a la tierra como ya te dije. Portátil si, pero Fenández Vara no ha llevado el cable hasta Arroyo -ya no tendrás duda de la ciudad-, aunque los vecinos me dieron la contraseña de su wifi y de vez en cuanto la utilizo. Con los puñeteros muros que tenemos en las casas, la conexión es chunga. Leo, pero escribir me cabrea porque se me va con frecuencia después de haber hecho la faena. Haré todos los días de mi vida una pequeña maratón. Lo dicho, buen finde.

Novicia Dalila dijo...

Pues ya quisiera yo que mi médico de cabecera fuera así. Yo no sé si les pagan más por concentrar en su consulta a más pacientes pero les cuesta un huevo mandarte al especialista, sin ir mas lejos, ya no hablo ni de pruebas, que para que vayan más allá de los análisis tienes que estar amarillo o cojo, y a mi me parece que a veces es imprescindible, vamos... Un ejemplo: un problema que tuve en los ojos, que no era grave pero muy molesto y de larga duración (que llevaba meses ya con la gilipollez esa, vamos, y que no daba con ello)... bueno, pues nada de mandarme al oftalmólogo, pa que? me recetó de todo y la última pomada, cuando fui a la farmacia, me dice la farmacéutica: "Esto para los ojos??? Ni se te ocurra, vamos"... Así que mira el panorama que tenemos aquí...

No sé, yo creo que hay gente con vocación y con ganas de ayudar a la gente y otros que están ahí sin merecérselo y que son un peligro para los pacientes.

Lo de las pruebas, pues es lógico que no sean fiables al 100% (hay algo en este mundo que lo sea?), pero yo creo que en casos serios y sospechosos, siempre será mejor basarse en unos resultados que en el ojillo del facultativo, no??

Un beso y buen finde a todos

Pantagruel dijo...

Frikosal, y que tardes mucho tiempo en volver a tenerlo, que eso será buena señal.

Mejor no tener nada, Hitos, desde luego, y dicen que la única persona sana es la que no ha sido estudiada suficientemente a fondo, así que pruebas fuera, o por lo menos chequeos y pruebas innecesarias, no.

Antonio, algo así les pasa a los hijos de pacientes con enfermedad de Hungtinton, que tienen un 50 % de probabilidades de haber heredado la enfermedad; cuando se les hace el estudio genético y les sale negativo, algunos se deprimen, porque ya habían adaptado su vida a unas expectativas bajas, y el saber que no tienen el futuro limitado les estresa y paradójicamente les deprime; formas extrañas de reaccionar de los humanos.

Ricardo, ya te deseé buen finde en la otra entrada, y tambien he contado allí lo que dice hoy el bunkerblog de los rurales extremeños y andaluces.

En algunas comunidades se prima a los médicos de cabecera por no pedir pruebas, por no enviar a los especialistas, por no prescribir medicamentos caros..., pero de esto no se habla al contribuyente; los médicos han de ser los ejecutores de la política de restricciones, porque el político siempre lanza al ciuaddano el mensaje de que dispone de todo, a su albedrío; el ciuadano despierto nota que no es así, el médico buen profesional renuncia a esos "incentivos" si es preciso. En todo caso, Novicia, es el "ojillo" del buen facultativo -que no es tal "ojillo", sino conocimientos y aplicación de ellos, el que suele acertar. La prueba solo confirma, y como he dicho, a veces da sorpresas graves, metiendo a médico y paciente en un jardín.

Pantagruel dijo...

Borrasca, ya se puede acceder de nuevo a tu blog. Qué pasó? Ninguna prueba te gusta? Solo lo ya conocido? No me lo creo.

la jardinera dijo...

Me ha dado un mal rollo este post... que tan solo he ido hasta el final para dejarte unos besos.
¡¡Ni me lo he leído, yu-yu!!

Muá,

Pantagruel dijo...

Ya te he dicho en tu blog, jardinera, te da yuyu por no haberlo leído, que aquí no hay nada siniestro. Anda, vuelve y leelo tranquila. Muakiss.

Novicia Dalila dijo...

Pido perdón por concentrar años de estudio en la palabra "ojillo"... es solo una manera de hablar y la verdad, algunas veces sí da la sensación de que algunos van dando palos de ciego hasta que dan (o no dan) con el mal y su posible cura... Lo siento.
Pues si es así y a los médicos de cabecera se les premia por filtrar, ¡¡¡olé por los que se pasan esto por el forro y cumplen con su deber¡¡¡

Pantagruel dijo...

Una Novicia como tú no tiene que pedir perdón por nada. Todos tus pecados te son perdonados por graves que sean. Te aseguro que hay médicos más malos que la quina, pero yo creo que se les nota pronto, o eso espero. Bueno, no sé si perdonarte directamente o postponer el perdón hasta que pases debidamente por el confesionario...

Vero dijo...

... psss, yo el año pasado fui un día a urgencias con un dolor en la zona de la mandíbula, la garganta o yo que sé, me dolía toda la cara y toda la cabeza vamos... horrible la cosa. La muela del juicio tú, y la g*l*p*llas que había de guardia me dio UN JARABE PARA LA TOS!!! no sé si estaba borracha o qué (ella), pero como estaba tan chunga, me fui a mi casa y ahí lo dejé, porque para... en fin...
No sé, supongo que hay de todo, como en todas partes... la neuro de mi padre cae a casi todo el mundo como una patada en el culo, y a mí no me cae mal, es un poco seca, pero hace su trabajo y lo hace bien (creo yo)... milagros a Lourdes, y la de familia... bueno, en general yo creo que hacen lo que pueden Novicia, yo hablo por lo que he visto, por supuesto... palos de ciego? no sé... por algún sitio tienen que empezar, digo yo :/ al fin y al cabo no son adivinos :( si te duele la tripa puede ser por mil motivos. La de mi padre casi se pone a llorar cuando le dijeron que tenía EM después de un año y medio haciéndo de todo, mandándole pastillas mil para mil y una cosas, pero claro, escapaba esa una que no había manera si no era con una R.M.N :( en fin, que los hay que se columpian a base de bien, como en todas partes, pero también es cierto, que es un trabajo muy complicado y con muchas implicaciones de muchos tipos. Me alegro de haber escogido destripar ratas.

laquesuscribe dijo...

Seguiré el consejo de la ingestión de manzanas para evitar ir al matasanos.
Saludos

Vero dijo...

... ya que te gusta tanto el cuerpo de las equis-equis, pincha aquí, para todos los gustos oiga. Eso sí, temática exclusiva: nosotras :)

Malo Malísimo dijo...

Bueno, ya andamos por aquí.
Que buenas pruebas (las primeras) esas son las que me gustan a mí, desde por la mañana tempranito desayunando una cachuela recién hecha con cafe de puchero en la lumbre y un pelotazo de "Espino" seco. Y ya que estamos, hoy medieron todos los resultados de la revisión y para desgracia de algún cabroncete me veo en la obligación de decir que por ahora estoy asquerosamente sano (en función de la edad claro está)Si es que... algunas preguntas son de coña, vamos que te entran unas ganas de cachondeo. Me dan una encuenta y me preguntan sobre la fuerza de mi chorro y digo yo que lo extraño sería tenerlo como cuando tenía 18 años.
Por cierto Panta muy buenas las dos fotos de chicas, la primera me encanta.
¿Anonio, que tal tu padre?

Malo Malísimo dijo...

Pestes de teclado.
Anonio no, Antonio.

Panta, lo de la escoriación al centro e incluso derecha es algo que se ve. Aún quedamos muchos que nos mantenemos fieles a nuestras ideas y procuramos mantenerlas vivas.

Antonio dijo...

Malo: Debes explicarnos que es una "encuenta". Por lo demás, me alegro de que no te encontraran nada relacionado con tu nick. Otra cosa: cuando te preguntaron lo de la fuerza del chorro, ¿estás seguro que interpretaste bien la pregunta? ¿No sería la fuerza del churro?. ¿Te metieron el dedo en el recto , al fin? ¿habías evacuado previamente? Lo digo porque si fue una doctora a lo mejor hasta fue guai, JAjajaja.
Mi padre tiene la cara que parece que la haya metido en la puerta de un horno. No parece que se haya roto la calota. Gracias majote.

Malo Malísimo dijo...

Mira que eres, so jodio.
Es Encuesta, y chorro y no me han palpado ni la próstata ni los coj... y sí era doctora pero... como muy blandita... no sé muy... eso blandita. No tengo nada digno de preocupación, un poco de colesterol-230- un poco de sordera -10%, de familia- y nada de nada (bueno obesidad de 1er.grado creo que ha dicho.105 kg x 181cm)
Cuida al papá, que no se esmorre más. Estos viejos...mi madre cumplió hace nada 90 añitos, por cierto, tengo que subirlo a las buenas noticias, no todos los días se cumplen esos años.
Puñetero teclado, mañana mismo desmonto el portatil y le arreglo, si se puede, el teclado.

Novicia Dalila dijo...

Panta, lo del confesonario no deberías decírmelo ni en broma ¡¡¡con el morbo que me dan, por dios¡¡¡ No sabes donde te metes :P

Verrronika, yo no me refería a los especialistas, que dentro de lo que yo conozco y por las experiencias cercanas que he tenido, lo han hecho bien tirando a muy bien... Yo hablaba de los de cabecera, que a veces prueban y prueban y prueban hasta que reconocen el fracaso y luego ya sí te deriban al especialista que toque.

O sea, Malísimo, que tu ya no escribes tu nombre en la pared miccionando (notése lo pija que he venido) desde 2 metros??? :P

Buenos días de sábado a todos

Pantagruel dijo...

Es cierto, Vero, que es un trabajo complicado, y cuyos errores a veces se tapan con tierra, como dice el dicho, pero no son tantos, no digo los errores, que puede que sí, sino los que hay que enterrar. La gente a veces llega a creer -se habla de derecho a la salud! que todo tiene solución, y los políticos así se lo trnasmiten, pero la salud es una suerte; hay que tener derecho a una asistencia sanitaria adecuada. Hay bonitas e interesantes imágenes en el enlace que nos das; es posible que algún día use alguna. Sin embargo iriía contra mi metodología de selección, que desvelaré; cuando he escrito una entrada busco en google imágenes con alguna palabra relevante del post seguida de "desnuda"; en este caso, por ejemplo, "prueba diagnósitca desnuda", y de lo que sale elijo.

Laquesuscribe, thank you for translating. Bienvenida.

Malo, me alegro de que tu chequeo haya dado buen resultado, pero no te confíes, ya lo he dicho. Practica una vida sana en la que has de procurar ser bueno y pecar mucho, que se te está olvidando. De lo de la escoriación a la derecha creo que hablaremos pronto.
No terminas de aclarar ni siquiera a petición de Antonio, si te han metido el deo en el culo; dices que no te han palpado la próstata, pero igual la doctora blandita lo intentó y no llegó por dedo insuficiente, que mides 1'81 y la próstata te debe quedar a 10 o 15 cm de la embocadura, o boca del cuerpo; lo hizo o no? Si lo hizo: encontraste placer en ello? Responde después de la publicidad. Felicita a tu madre, en todo caso.

Novicia, sé donde me quiero meter, o sea, en el confesionario ;-) En algunos paises, y en el nuestro para los que tienen aseguradora privada (ADESLAS, MUFACE,...) no hay médico de cabecera y es el propio paciente quien decide a qué especialista se dirige. Hay quien dice que es mejor sistema porque ahorra toda esa estructura intermedia de centros da salud, analisis básicos, negativas a remitir al especialista,... que a la postre lo que hace es retrasar el diagnóstico de problemas graves. Hay quien afirma que todas esa inversiones en atención primaria, pequeños hospitales, o CHARES, son dinero perdido, porque gastan mucho más que lo que resuelven... Es el modelo cubano, o inglés, con un médico de cabecera sabelotodo -cosa imposible- y mucha dificultad de acceso al especialista. Quizás quienes quieren terminar con eso son demasiado radicales, pero algo de razón llevan.

Bueno, me he levantao yo hoy mu formal. Ya daremos caña.

Buen finde.

Malo Malísimo dijo...

Novicia hasta hace relativamente poco me separaba de las paredes por lo de las salpicaduras, despues he tenido que ir acercándome a ellas. Que le vamos a hacer, tempus fugit, pero al fin y al cabo eso es una cuestión puramente mecánica y del resto de funciones propias del sujeto en cuestión no se han detectado quejas digna de mención.

Malo Malísimo dijo...

Vamos a ver cacho cabrones que es lo que sois, que NO, que no me han metido en el dedo en el culo, sólo de pensarlo me dá repeluco ¡¡uhh!!cosa más desagradable tiene que ser.

Hitos dijo...

Lo de los confesionarios da mucho morbo Pero ¿en qué parte del confesionario? ¿dentro o fuera?

Puestos a pedir me pido médico de cabecera o de familia. Los especialistas sólo saben de la suyo y el de cabecera tiene una visión del conjunto. Un día le dije al neurólogo que si creía que era la mujer sin cuerpo (aquella que aparecía en las ferias) y se echó a reir dándome la razón (creo que esto ya lo conté en otra ocasión pero no me voy a poner a buscar ahora).

Estaré tan acostumbrada a ver las primeras fotos que no caí en la cuenta de que se podían ver surrealistas.

Ahora os voy a soltar un ladrillo sobre pruebas caseras.

Hace dos años mi hijo pequeño tuvo un ataque de asma. Rapidito a urgencias (que en los pueblos chicos son urgencias urgencias, que te tratan según llegas). Yo iba muerta de miedo, el crio parecía tener dos piedras por pulmones (como no sabía que le ocurria sólo alcanzaba a abrazarlo para tranquilizarle y como tiene menos carnes que un pajarino se le notaban los pulmones rígidos)

Le atendieron perfectamente y con mucho cariño. Me tranquilizaron (pensé que tenía al niño desatendido) y me dieron instrucciones. Era una alergia y podía ser a las plantas que estaban florecieno o al polvo.

De su habitación desaparecieron todos los libros, los adornos, los ... y la abría durante horas para que se ventilase. Amen de fregarla todos los días y comprar sábanas anti-ácaros y la biblia en pasta.

Por las noches se ponía peor en la habitación.

Pero... hay un pequeño espacio en la casa donde juegan a la play, lo limpian ellos (osea, nunca) y la ventana no se abre porque es imposible por la cantidad de estorbos que lo impiden. Los ácaros deben tener el tamaño de gorriones

Y en esa habitación al crio no le pasaba nada.

Conclusión, no es aérgico al polvo y sí a los olivos del huerto de la vecina que estaban reventones.

Esas son las pruebas caseras, ahora nos toca hacer la ginkana de las médicas.

Antonio... esto de atender a los padres es un deporte de riesgo, uno nunca sabe que pasará. Me alegro que no se haya roto nada, pero mejor sería que no se hubiera puesto la cara como un mapa.

Pantagruel dijo...

Malo, pues no sé por qué te da repeluco, que esa es una de las zonas erógenas más comunes sin distinción de clase social, afliación política, sexo o religión. No me seas homófobo joer, que me recuerdas a aquel seleccionador de fútbol zafio y mala follá que enfatizaba en las ruedas de prensa que no le cabía en el culo ni el bigote de una gamba. Claro, que admito que no es lo mismo cuando lo que te van buscando no son las cosquillitas, sino un cáncer de próstata...

El confesionario por fuera, tras la rejilla, para empezar, luego dentro, o en tu casa, o en la mía. Don Fermín del Pas sabía de eso, aunque no llego a mojar con Anita Ozores. Y hay que ver cómo sois las madres, dispuestas a poner todo patas parriba por una alergia no documentada, para acabar viendo que el alergeno venía de otro sitio... Perdóname que me ría un poco de las "visiones de conjunto" de los médicos de familia; el buen especialista no sabe solo de lo suyo, sino que también tiene derecho a una cierta visión de conjunto. Cuando yo comencé en mi hospital, no había médicos de urgencia, y los pacientes eran asignados a los distintos especialistas por una enfermera, según el síntoma predominante; para facilitarle la labor, en una noche de cierta farra por urgencias tranquilas, le dibujamos un cartel del "despiece del ususario", como esos que hay en las carnicerías, indicando qué parte del cuerpo y qué sintoma correspondía a cada especialista; quedó muy bonito, y estuvo expuesto varios días hasta que lo quitaron por orden de dirección, pero quizás no debería contaros estas cosas...

Acabo de hablar con un familiar que me dice que hay concentradas unas 1.000 personas a los pies de la Sierra de San Jorge, pero no vereis nada de eso en las teles nacionales, ni locales, ni se comentará en ninguna plaza de la cordialidad. Silencio, ominoso silencio. Gallardo forever.

ID dijo...

¡Y cuánta perfidia y blasfemia! ¡Anatema sobre vosotros!

Un confesionario es un santo lugar consagrado al SEÑORRRR, para expiar culpas, no para cometerlas ni dentro ni fuera, gozando voluptuosamente de pecaminoso fornicio, haciendo a su vez escarnio de la santa gracia inherente al lugar, y poniendo un clavo mas a nuestro SEÑORRRR Jesucristo con los estertores de las carnes agitadas... brfsssslllfff!

(Debía a la concurrencia un parrafín de genuino lenguaje curil, ahí va)

Pantagruel dijo...

Y que bien se te da, ID, joio. Cura preconciliar puro, que no son los peores, pues se les ve venir... Del toro manso me libre dios.

Joselu dijo...

Tengo cita dentro de una semana para hacerme los análisis habituales de cada seis meses (colesterol, azúcar, hígado, PSA...)La verdad es que estoy algo inquieto, y hasta que no conozca los resultados pues no sabré a qué atenerme. No tengo un médico que me inspire mucha confianza, es el de la mutua y es lo que hay. Veremos.

Antonio dijo...

Joselu: vente aquí que te hacemos las pruebas y sin una gota de sangre. Por pura intuición.

Pantagruel dijo...

Cada seis meses? Supongo que conoces a Ivan Illich, que si le dió palos a la escuela -La sociedad desescolarizada (Illich, 1971)-, no menos hizo con la medicina -Némesis médica (Illich, 1975). No vayas a dejar que te expropien la salud ;-)

Ni siquiera nosotros, Antonio.

Likuid dijo...

Panta, has pulsado ese interruptor de mi interior que enciende la memoria, dando un respingo y llenando la boca de saliva: "La muerte de Ivan Illich" de Tolstoi, ¡qué gran lectura!

Antonio dijo...

A ver, Panta: ¿sabes lo que significa ABANIBIOPOEPÉ?

Segundo módulo para el Máster de espía bloguero.

Pantagruel dijo...

Pues no la he leido, Likuid. La pondré en la lista.

Antonio, eso me suena a un estribillo de chunguitas o así, o eso era el aserejé? No es parecido?

panterablanca dijo...

Yo no voy nunca al médico. Seguro que me muero antes que mi vecina, que la operaron tres veces de un tumor en la cabeza y está delicada de salud. Eso sí, sólo que le pique la nariz ya va al médico.
Yo cuando esté enferma grave iré y ya no llegaré a tiempo de curarme, como le ocurrió a un abuelo mío, que murió de cáncer de próstata. Cuando fue al médico le dijeron que ya no había remedio, duró tres meses.
Lametones de pantera.

Pèsol dijo...

Hola, soy nuevo, me ha impresionado tu rigor. Añadiré que los especialistas llegar a saberlo todo de nada y que si quieres que un médico te valore como persona integral la opción del médico de familia no se ha de desdeñar. Por cierto qué opinas de las actuales campañas de mamografía y de alianzas anticancer de colon?.
No te quiero agobiar pero no estaría mal conocer tu opinión sobre la vacuna del papiloma
Un saludo.

Pantagruel dijo...

Pantera, que tarde mucho en ocurrir eso que dices.

Pèsol, bienvenido. No creo mucho en los médicos de familia, creo que ya lo he dicho, sino como intregradores de lo que los especialistas dicen, y como responsables de la promoción de los hábitos saludables y del control de ciertas enfermedades crónicas; para todo lo demás, de entrada al especialista; así ocurre en las aseguradoras privadas, que atienden a los funcionarios, aunque es cierto que este tipo de público tiene otras caracteristicas que el de la sanidad pública; el buen especialista conoce sus fronteras, y a quién pasar el testigo en caso necesario.

Las campañas de detección precoz plantean muchos problemas, con pros y contras. Las preguntas básicas son: ¿el adelantar el diagnóstico unos meses tiene impacto en el resultado final? Un cáncer de mama o de colon, como muchos otros, tienen un periodo microscópico indetectable; luego pasan a ser detectados en determinados estudios y finalmente dan síntomas. Adelantar ese tiempo -desde lo detectable con pruebas hasta el momento en que daría síntomas- ¿aumenta el número de curaciones? porque si no las aumenta, o las curaciones, o las remisiones, o la calidad de vida, no merecen la pena las compañas. Si consiguen algo positivo eso hay que contraponerlo con dos problemas graves: uno, el coste económico de la campaña, que puede consumir recursos que podrían ser mejor empleados en otra cosa, y otro aspecto muy importante: ¿qué pasa con los falsos positivos? ¿Cuantos son? A una mujer a la que una mamografía de detección precoz señala como sospechosa de cáncer de mama comienza ya un calvario tremendo, aunque al final las biopsias resulten negativas; el precio en sufrimiento de los falsos positivos puede ser muy alto -incluso más, en mi opinión, que los costes económicos de las campañas-.

Con respecto a la vacuna del papiloma solo puedo decirte que no tengo opinión propia; segú he oido a algunos expertos su implantación ha obedecido más a cuestiones de imagen política que a criterios epidemiológicos sólidos. La vacuna es muy cara -siempre que se emplean recursos en una cosa se detraen de otras- su capacidad de prevención del cáncer de cervix es aun incierta, y solo protege contra algunos tipos del virus del papiloma; esto es lo que he oido decir, y que portanto al final prevalecieron criterios políticos. Personalmente, no es mi terreno. Gracias en todo caso por tu interés.

Pèsol dijo...

Gracias Panta, sigues con el rigor extremo, les recomendaré a mis residentes que te lean. Respecto a si la atención se ha de basar en el médico de cabecera o en el especialista he leido estudios de ambos modelos y lo cierto es que todo funciona si la comunicación entre niveles es cooperativa y no competitiva. Este último extremo no te he de explicar que es vital porque de esta competición quien lleva las de perder o ganar no es ninguno de los contendientes sino el tercero en discordia que es el paciente (ahora usuario, cliente o no sé que más). Por aquello de que la relación médico-paciente es como un plato de huevos fritos con panceta. El médico pone los huevos (algo en definitiva externo a él), pero el paciente pone la panceta (sus propias carnes).
Por cierto no intuyo ningún tono pedante en tu respuesta, al contrario: erudición pura.
Un abrazo.

Pantagruel dijo...

Pues gracias otra vez, Pésol. Diles a tus residentes que me lean con precaución, que puedo corromper a menores...