lunes, 8 de diciembre de 2008

Con cada hombre que matan rompen mil paisajes


Hoy en El Pais aparece una carta conjunta de cinco grandes organizaciones ecologistas rechazando rotundamente el “apoyo” que ETA quiere prestar a asuntos relacionados con el medio ambiente.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Ecologistas/terror/elpepiesp/20081208elpepinac_1/Tes


El título de la novela de Francisco Candel, que parafraseo para esta entrada –supongo que no soy el primero-, expone la terrible contradicción que subyace tras el pretendido ecologismo de la organización terrorista, como detrás de cualquiera de sus propuestas o reivindicaciones.


Cada vez que veo un paisaje vasco, -rural o urbano-, por aparentemente bello que sea,



por alguna esquina aparece siempre algún o alguna comunista de las tierras vascas, o asimilado,






algún psicópata con capucha, chapela y armas, o sin ellas,




e, indefectiblemente, algún muerto asesinado. Debe ser consecuencia del Blow-up de Antonioni.



Eso debe ser lo que, según Arzallus, hay que aguantar.


22 comentarios:

Joselu dijo...

La imagen del guardiacivil con la niña del atentado contra la casa-cuartel de Vic remueve mis recuerdos llenándolos de angustia. ¡Cuánta comprensión ha habido en este país hacia esos atentados! Hoy aparece en la prensa una marcha en no sé qué ciudad del País Vasco contra la Y vasca. Ni una sola referencia al asesinato del otro día. Entre indiferencia, complicidad, conformismo o pasividad en el País Vasco se teje la madeja de ETA. Debe ser cuestión de carácter como decía Arzalluz. Nunca se sabe bien qué decir ante esta reiteración del horror.

Maritoñi dijo...

HOy me desembarco de los nacionalismos medioambientales.

Anónimo dijo...

Unos roban las mentes, son los predicadores y los populistas. Estos hacen de las personas instrumentos.

Otros roban la vida sin más, son los asesinos. A veces aquellos a los que robaron las mentes, pero no siempre. Muchas veces, perdida la mente, matar es la razón última de su existencia.

Finalmente están los que roban todo, primero las mentes y luego los cuerpos. Estos son los totalitarios: fascistas, comunistas o fundamentalistas (y torturadores de los distintos regímenes en general). Estos organizan a los anteriores y, si hace falte, se meten en harina (sin llegar a la inmolación, claro).

Los de ETA tienen bien desarrollados los tres niveles, es una tribu, igual que la mafia italiana y sus clones. Basta con ver a Txapapote en la audiencia para sacar clara la idea de qué va este fulano.

Lo malo es que, a ciertos niveles, el personal sigue organizándose en tribus y las tribus son la base de los que roban mentes, roban vidas y lo roban todo.

ID

DR. FREUD dijo...

Es curioso cómo intercala la belleza de las pinturas con la tragedia humana. Abrazos.

Malo Malísimo dijo...

En el Post anterior hablábamos de la intransigenica de Fede y Monseñor. Hoy hablamos de esta otra intransigencia, mucho peor, y mucho más malintencionada.
¿Qué pasa por las cabezas de estas gentes para matar sin importarles nada? ¿Qué sucede en el cerebro de los otros para apoyarlos, para justificarlos? Matar por pensar distinto. La razón de la fuerza. Odio, venganza, terror... ¡Y luego piden que se respeten sus derechos!
¿Y los derechos de las víctimas?
El día que el pueblo vasco, las gentes de la calle, empiecen a colgar a esos cabrones de las farolas, ese día los vascos serán libres.

Belén dijo...

Tienen argumentos para todo querido mío... hasta ya se consideran ecologistas! lo último vamos...

Besicos

Likuid dijo...

¿Creerán ellos mismos lo que dicen?

Susana dijo...

Yo creo que ya no saben ni lo que quieren... a excepción de matar, claro.

Pantagruel dijo...

La verdad es que este tema del terrorismo etarra nos supera ya a todos, tanto como nos hastía. La gente que estuvo cerca de ellos durante las postrimerías del franquismo, y que llegaron a ser en cierta forma simpatizantes suyos -románticos luchadores contra la opresión, violencia justificada por sus fines- ya entonces los encontraban -a ellos y a sus familares, cuando coincidían en las visitas a las prisiones- sectarios y presuntuosos. Aun así, hasta para los que llegamos más tarde era dificil predecir la deriva totalmente irracional que tomaron. Pero, al fin y al cabo, ETA nació en seminarios y sacristías, o más bien heredó en ellas todos los resabios del viejo carlismo. El bucle melancólico ya se ha cerrado, y solo queda el crimen por el crimen, el terrorismo de los niños bien criados, cuya psicopatía aun pretende resultar heroica. Creímos por un tiempo que el super-terror nihilista de los islámicos, que Aznar quiso confundir con ellos, les había dejado anonadados, pero esa impresión no duró mucho. Hoy cuentan los medios que el nuevo y breve lider recién caído se meó en los pantalones al ser detenido; es una anécdota sin importancia. Si ellos movieron el árbol para que otros recogieran las nueces -Arzallus dixit, verdadero troll este hombre- ahora que ellos se mean en los calzones, otros los expondrán al sol del caserío para que se sequen. Quizás aun no convenga que dejen de agitar el viejo nogal.

Malo Malísimo dijo...

Panta, ya que estamos en época Yo diría eso de varear hasta que caiga la última aceituna.

Perfecta la síntesis, has cerrado el círculo.

Novicia Dalila dijo...

La "ideología" de los etarras actuales nada tiene que ver con los orígenes en seminarios. Hoy es matar por matar, porque maten a los que maten, no les va a pasar nada... gozan de toda la consideración del mundo.
Lo de mearse encima no es la primera vez, igual que en cuanto trincan a uno canta por soleares y delata hasta a la madre que le parió. Son cobardes como ellos solos.
No creo que la justicia llegue nunca a hacerles pagar su merecido.
Este tema, como tu bien dices, nos tiene muy superados... Es una lacra que tenemos que parece imposible de eliminar.

Anónimo dijo...

Por si algún lector confunde el símil del nogal sacudido, conviene explicar que Arzallus, en cierta ocasión, comparó al Estado Español con un nogal que ETA sacudía con sus atentados y las nueces que caían las recogía el nacionalismo vasco...

Maquiavélico el hombre... (como buen jesuita)

Anónimo dijo...

Olvidé dejar mi firma en el comentario anterior.

ID

Dr.MIKEL dijo...

ETA y el Medio Ambiente...? no me digas que la organizacion quiere Certificarse en el Sistema de Gestion Ambiental ISO-EN- 14001.
Bueno quizas este pensando en una gestión integrada de crimenes mas limpios.
No solamente rompen paisajes, asesinan lentamente a los seres mas cercanos de cada victima.

Novicia Dalila dijo...

Yo leí en su día ese libro ID ... no tiene desperdicio...

Borrasca dijo...

Etarras ecologistas, lo que faltaba!!!!!
Esos están como los guerrilleros nuestros, están convencidos que el secuestro es una forma de lucha...

Besos borrascosos

Ricardo dijo...

Cuanta razón teneis todos, pero el problema es que el terrorismo lo vemos como una parte de la vida cotidiana y casi todos pasamos más de lo que sería conveniente.

Paco Centeno dijo...

Qué bueno resulta que estén cada vez más solos, más aislados. Deben sentir el vacio (también rencor) de toda la sociedad.

Ya volví, con portatil arreglado, pero sin 4 años de datos,experimentos, proyectos, etc...Espero recuperar parte o todo, por mi bien.
Un abrazo

Pantagruel dijo...

Bienvuelto, Paco, pero para que están los discos de seguridad? Jo.

Gracias a todos por los comentarios. Borrasca, yo creo que estos ya no creen en nada; necesitan matar para seguir viviendo; es su forma de vida. La ideología, las razones, hasta las justifcaciones las ponen otros, incluso hasta nosotros mismos las ponemos cuando nos empeñamos en burcarle algun sentido a lo que hacen. Ellos tienen el mismo sentido que un cáncer, o una gangrena.

Malo Malísimo dijo...

Sencillamente lo que ocurre es que "trabajar", como hacemos el resto es cansado, molesto y está mal pagado. Extorsionar, robar y matar es bastante más cómodo, se vive bien a costa de los dineros del miedo. No tienen más razones que esa.

Anónimo dijo...

El sueño del nacionalcatolicismo produce estos monstruos.

Lo de Irak también fue terrorismo (peor que el de "la eta"). No lo olvidemos cuando los veamos rasgarse las vestiduras.

Salud

UR

Pantagruel dijo...

Ya digo, Malo, las razones se las ponemos nosotros.

Anónimo UR, no entiendo bien quienes son los que se rasgan las vestiduras.