sábado, 6 de diciembre de 2008

La razón de ser de la COPE, y otros medios

Hay dos enigmas, dignos de Cuarto Milenio, y quizás relacionados entre sí, pendientes de solución: ¿Por qué Federico Jiménez Losantos sigue de locutor de la COPE? ¿Por qué Rouco es presidente de la Conferencia Episcopal?


¿Cómo es posible que dos personajes tan atrabiliarios, que concentran sobre ellos tanta aversión razonable, se mantengan en el "candelabro", inasequibles a cualquier desfallecimiento?






Para mí lo de Rouco está claro; este cura, viril pero casto, en un mundo donde también habitan los Blázquez, Cañizares y Martinez, conoce posiblemente secretos de todos sus iguales y próximos, y maneja ese conocimiento para tenerles cogidos por los mismísimos, e infundirles pavor, así que más vale votarle para superobispo y tenerle contento que arriesgarse a ser blanco de sus iras y venidas.


De ahí sale lo del Fede. Ya he contado que soy oyente de radio entre las 7 y las 8 de la mañana; antiguamente oía a Sor Iñaki, que un buen día dejó de ser Sor, porque Aznar extrajo lo peor de él mismo; cuando más entretenido era escucharle –retransmisiones de los encierros de Pamplona aparte- migró al desierto de Cuatro y nos dejó con Francino, que –justo es reconocerlo- aburre a las ovejas. Movimos el dial y nos dimos de bruces con el monaguillo rabioso de La Mañana de la COPE. Me fascinó: ¿cómo era posible que Eso –ese bulto con ojos y frenillo- gritase e insultase tan libremente cada mañana? Con la excepción de Natalia Pastor y sus conmilitones. y otras huestes parecidas, nadie se atreve a identificarse con el personaje; sabemos que el padre de Zinquirilla le es devoto, pero no lo cuenta él, lo cuenta ella sin que él lo sepa. ¿Como- entonces- sigue ahí, delito tras delito, multa tras multa?

No lo comprendía, hasta que tuve una visión: Rouco desayuna cafe con leche con madalenas mientras escucha la COPE, probablemente en el tramo horario de 7 a 9, cuando deja la audición para ir a decir misa. Imaginémoslo en su mesa camilla, con su tazón de café con leche, tazón blanco de loza que conserva desde su infancia de gallego pobre, -como un talismán, casi como un brazo incorrupto-, sus madalenas, más o menos ortiz, su mandibula robusta de macho sin probar, su servilleta anudada al cuello, asintiendo a cada barbaridad, a cada insulto, que su empleado radiofónico profiere pensando precisamente en su aprobación, dibujando una sonrisilla mientras las migas de las madalenas espolvorean su mentón y su negro traje talar, que sacude con displicencia.

Dado que no he conseguido imágenes de Rouco desayunando sus madalenas, insisto con su sobrina Magdalena

Rouco y Fede son tal para cual. Se sostienen mutuamente, se complementan, y tienen a todos los taxistas de Madrid cabreaos, a todos los que votan a la derecha fascinaos, y a todo el resto del mundo mundial atravesao. Solo les falta poder firmar sentencias de muerte. Pero no parece que les falte mucho, visto con quienes se trata el Jefe:

http://www.generalisimofranco.com/familia.htm

25 comentarios:

Joselu dijo...

Realmente ácido y mordaz. Disolvente, pero tu interpretación es plausible y además divertida. Lo bueno es que Federico tiene un porcentaje de oyentes de izquierda a los que les divierte su extremosidad, su verbo ágil sin complejos y su agresividad. Se le oye como un auténtico espectáculo divirtiéndose con sus barbaridades. A mí realmente -como tengo poco sentido del humor- reconozco que me produce bascas.

Pantagruel dijo...

Muy ocasionalmente muestra algún ingenio; en general se repite más que el ajo. Repite una y otra vez lo que cree que es gracioso, y los mismos chistes e insultos de un día para otro y varias veces en el mismo día. Bueno, más divertido que Francino sí que es; lo admito. Es posible que haya más oferta, del Olmo, Carlos Herrera, pero no tengo ni idea de por donde andan, y además, la gente que echa el pregón de semana santa me da grima.

De paso, no me creo que tengas poco sentido del humor. Otra cosa es que Joselu no lo use.

Anónimo dijo...

A mi lo que me deja perplejo, irremisiblemente, es que estos mismos individuos, y tantos otros del gremio (el papa sin ir más lejos) nos quieran vender el dios misericordioso, el amor fraterno, el éxtasis de la harmonía del amor incondicional. Mientras ellos exhalan intransigencia, desconfianza, prejuicio, vaya, inquisición y anatema.

No es ya una cuestión de creencia en Dios o de religión. Es una cuestión de manipulación descarada, peor, de envilecimiento de los sentimientos más generosos del personal, de la solidaridad humana, para convertirlos en razón de enfrentamiento.

Estos trasforman sin problema su discurso de religión fraterna y cálida en juicio inapelable.

Yo no me doy el "gusto" de escuchar al Fede, me parece un simple payaso (aunque pase el mensaje de su amo). En cambio, busco como coleccionista vicioso, las intervenciones del Rouco, el Asnar y el resto de la banda (sin embargo, a tu Natalia la junto al Fede, no tengo tiempo para eso).

Las fotos, dos buenas chismas, ni que decir que mejor la primera (me pregunté si sería un seminarista). Están bien, espero que les gusten a tus lectoras.

De la Magdalena, siento que la delantera pierde en relación a su foto precedente. ¡Qué pronto mitificamos!

ID

Anónimo dijo...

Perdón otra vez: "Asnar" por "Ansar" (qué fallo)

ID

Malo Malísimo dijo...

El día que cualquiera de ellos se muerda la lengua, la palma de seguro, como seguro tienen por sus creencias, que no las mias, un lugar de privilegio en el infierno.
¿Por cierto Panta?, si la niña se llama Magdalena, su tío desayuna "cruasan", más que nada por lo de las fotos, vamos que se nos ahoga monseñor al comerse una o tal vez porque al comer magdalenas, la mente, traidora ella, le recuerde las fotos y piense en comerse esa magdalena y... cilicio al canto, ¡arrepientete pecador!
Señó Panta la foto del San Sebastian me recuerda a "Montoya", pero al que no conozco es al monaguillo que lleva al aire la rima con Montoya.

panterablanca dijo...

Ay, qué monaguillo más mono. Iría a misa sólo para verle a él, aunque vestido de Adán la misa ganaría mucho.
Como decía mi madre, no hay mayor desprecio que no hacer aprecio, así que no voy a hablar de los otros dos.
Besos salvajes.

Pantagruel dijo...

Por qué seremos tan anticlericales? Hay verdaderamenre razones para ello, Anónimo ID? Sigo pensando que Magdalena tiene algún mérito, pues se expone sin trampa ni cartón.

No se envenenan, Malo, el señor les protege. El Sanse es de Montoya, el monaguillo no sé de qué parroquia ha salido.

Pantera, haces bien en hablar solo del monaguillo. Por cierto, que yo discutiendo con Hitos de si mis fotos de desnudos están justificadas por el guión, y va y dice el Joselu en su blog que son travesuras... xd, xd.

Clares dijo...

Qué fuerte, qué fuerte. Yo no oigo la Cope por preservación de mi salud mental. Tengo un amigo que salió de la ducha indignado para tirar el aparatillo de radio contra el suelo, y perdió él, que se tuvo que comprar otro. Así que yo, nada de eso.
Y ahora lo que la pasión me ha hecho olvidar, la cortesía. Que vengo del blog de Joselu, y este post tuyo me ha impactado, además de que me he divertido. Muchas gracias y un saludo cordial.

Noviembre dijo...

Bueno, bueno, no tengo palabras, me he quedado tan gratamente impresionada por el guapetón de la foto color sepia...
¿que es el monaguillo? jajaja... decídme donde hay que ir, que es posible que me apunte.

DR. FREUD dijo...

Tiene usted mucho valor de escuchar la COPE, a no ser que sea para partirse de risa y se le revuelva el desayuno. A quién debería revolversele las magdalenas es a Rouco. Ánimo pantagurel!

Pantagruel dijo...

Clares, fíjate, yo la oigo para preservar mi salud mental; es como una dosis de recuerdo cada día de una vacuna contra la hipocresía y la intolerancia. Fede se burla ahora del PP de Rajoy llamándole Partido Payudar, como si ayudar fuese intrínsecamente malo; lo suyo, sembrar odio y dividir, y pagado por Rouco, que además maneja el dinero de nuestros impuestos. Hay problemas mayores, sin duda, pero no más flagrantes. Perdona el rollo, y gracias por tu visita. El excelente blog de Joselu, escrito por su yo serio, hay que compensarlo con algunas bromas y travesuras. Por cierto, tú, tres blogs... ¿cómo puedes mantener eso? En el de "asuntos propios" dos sorpresas agradables, la preciosa canción de Kiri, y los toros de una entrada reciente, tan parecidos a mi torito. Nos vemos.

Noviembre, me temo que a ese monaguillo lo tienen monopolizado los obispos. A mí solo me lo han prestao pa la foto.

Freud, me parto de risa imaginándo a Rouco, tan viril, amonestando a los obispos blanditos y melifluos, que son los más. Le temen como a vara verde. Gracias por sus ánimos, que falta hacen.

Hitos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hitos dijo...

A "Fedeguico Elglande" lo oigo en los zapeos y no me parece ni original, ni brillante, ni atrevido, ni... No sería capaz de escucharlo a primera hora de la mañana, me amargaría el día (soy demasiado sensible) por eso mucho mejor comenzar el día admirando las fotos que Panta nos pone

Hitos dijo...

El comentario suprimido era mio (puse mal el link)

Pantagruel dijo...

Veo que no voy por mal camino en la elección de fotos; nadie se queja; bueno, Anónimo ID ha puesto en duda la calidad de la Magdalena.

Satine dijo...

magnificas fotos masculinas tal y como su santa madre los trajo al mundo...respecto a fede y rouco, mejor no opino, respeto demasiado la profesión de cómico...

saludos

Noviembre dijo...

En cuanto a la elección de las fotos, voy a poner con tu permiso el link de la página del a partir de ahora "famoso monaguillo de Panta" para que las guapas y guapos que se acerquen por aquí puedan disfrutar de este bellezón. Una maravilla, de verdad.
En cuanto a la Cope... yo oigo una emisora llamada France Inter y así refresco el idioma.
Hasta pronto.
El link prometido:
http://malemodels.atspace.com/verga/index.html

Pantagruel dijo...

Yo también la respeto, Satine, lo que pasa es que estos dos cómicos se las dan de pimientos asaos, así que leña al mono.

Juer, Noviembre, de toas las fotos que ofrece el monaguillo he ido a elegir la más procaz. Con razón me regaña Hitos.

Anónimo dijo...

¡Inaudito! El bloggero provocando a sus visitantes. No pienso responder a insidias ni indirectas sobre las apreciaciones sobre la Magdalena (cuyo calificativo de "mollar" en ningún momento es puesto en entredicho).

ID

Pantagruel dijo...

Tengo que confesar que quien verdaderamente me turba y me inquieta es esa novia arrebolada y vergonzosa que, con la larga cola roja, va en busca del amado. A veces no basta con los monaguillos.

Noviembre dijo...

Pues sí, se le ve tan acongojado y tan falta de consuelo...

javier dijo...

PANTAGRUEL:
Tio,necesitas ayuda urgente.
Tu obsesión por los curas y las pollas,revela que o no has salido del "armario" y andas en ascuas, o que en tu infancia te dieron por detrás y andas dándole vueltas al tema.
Cuéntaselo a un siquiatra.
Es de manual.
(Lo de la obsesión por la COPE y Jimenez-Losantos es una patalogía progre estalinista.Esa, te la diagnostico yo)









































.

Pantagruel dijo...

Anónimo Javier, gracias por tu visita, y por tus diagnósticos, aunque algunos sean errados. No tiene importancia; el que se atreve a diagnosticar se equivoca. Yo te he diagnosticado al primer golpe de vista, sin conocerte más que por esta breve aparición semiclandestina. Vuelve cuando quieras. Tú sabes lo que eres.

javier dijo...

Desde luego,Pantagruel,lo que no soy es un enfermo como tu,que hace apología del terrorismo.
Las fotos de Jiménez Losantos tras su atentado,demuestran dos cosas:que tienes un gusto pésimo, y que lamentas profundamente que no lo mataran.
Pero no es de extrañar de quien hizo apología de Carrillo y defensa.
Insisto:tu obsesión por las pollas y los curas tiene sanación.
Ve al siquiatra.

Pantagruel dijo...

Apreciado Javier, creo que estás mucho más enfermo -o enferma- que yo, y vas a ir al infierno.

No tengo ningún interés en que se mate al Fede ni a nadie; Fede me gusta como es, y lamento mucho que le dispararan, porque quien lo hizo, hizo una víctima de quien esencialmente es un verdugo y un delincuente convicto.

Con respecto a Carrillo, leiste mal mi entrada, pues lo que hice fue pedirle que se explicara; desde tu extremo sectarismo, eso es hacer apología.

Si tuvieses conocimientos modernos, y no de la época de Lopez Ibor y Vallejo Nájera, sabrías que ni la obsesión por las pollas, ni siquiera la frecuente homosexualidad del clero se consideran hoy enfermedades, y por tanto, ni deben ni pueden ser sanadas, sino asumidas de la mejor manera posible por quienes la tengan. Claro que tú no puedes aceptar eso, porque eres víctima de la paradoja vaticana.

Sigue entrando y comentando; aquí, ya ves, no hay censura previa, como en otros sitios que conocemos.