jueves, 16 de abril de 2009

La Salud, camaradas, y la maldición de Ondina

Ahora que voy saliendo de un jodido catarro aprecio la salud en lo que vale. La Organización Mundial de la Salud tiene para el término que la justifica una definición compleja: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”. Para otros, salud es la capacidad de vivir con bienestar, libertad e independencia, o una manera de vivir cada vez más autónoma, solidaria y gozosa”.

Hay una definición más simple: salud es sencillamente sentirse bien. Claro que hay gente que se siente aun bien y lleva ya encima un tumor como una casa. Para cada problema complejo hay una solución sencilla y errónea.

Hay otra aproximación pragmática al concepto de salud: “estar sano es no sentirse el cuerpo más que para lo bueno”. Si uno se siente el cuerpo para algo que no sea gozar, la cosa se hace preocupante: “me noto la mano, no me duele, pero sé que está ahí, ¿que tendré en la mano?”


Hay muchas formas de perder esta bendita ignorancia del cuerpo: ser conscientes de que el corazón nos late, o de que las tripas se mueven, o de que lo orina fluye... La peor de todas es ser conscientes de que respiramos. Respiramos trece veces por minuto, -exigimos el aire trece veces por minuto, como dijo el poeta-, y nada nos va en ello, pero hay gente que un día advierte que le falta el aire, que su sangre no se oxigena suficientemente... Esto se llama disnea, y es tremendo.

Hay una situación infrecuente, pero terrible, que recibe el poético nombre de “maldición de Ondina”. Consiste en que la respiración deja de ser automática, como habitualmente es; podemos parar la respiración a voluntad, podemos respirar más rápido o más despacio, si queremos, pero la respiración usualmente es un proceso automático que llevamos a cabo al mismo tiempo que hacemos muchas otras cosas –hasta los hombres-: respiramos mientras hablamos, mientras pensamos, mientras jodemos... De pronto, una lesión en determinada zona del tronco cerebral hace que solo puedas respirar de forma voluntaria, tienes que “querer respirar” para hacerlo. Y si te duermes, estás perdido.

Dios nos libre de las muchas Ondinas que nos acechan, en sentido real, o figurado


63 comentarios:

Lázaro dijo...

A mí, cuando a los médicos os da por contarnos las terribles enfermedades que podemos llegar a padecer, me ponéis malo. Yo creo que os hacéis médicos por morbo. Siempre os he admirado, porque sois capaces de hacer cosas que yo ni en mis peores pesadillas, pero también me dáis miedo. Cuando mi padre estaba en el hospital, con un linfoma terminal, le trataba el Doctro Guiena. Yo, para mí, le llamaba el brujo Guinea. Alucinaba con su actitud. En la cuarta planta, en el pasillo de oncología, trabajaba el hombre con un humor exquisito. Entraba tan alegre a la habitación de un paciente con un cáncer de pulmón al mismo tiempo que los familiares salían llorando desconsoladamente. Y conste que no es una crítica; a mí esa actitud me ayudaba un huevo. Pero ahora vienes tú, que si el aire, que si quiero o no quiero respirar, y claro, ya estoy aquí todo sofocao y a una hora del hospital más cercano. Que noche me vas a dar, colega. Como no despierte mañana, te vas a enterar.

Joselu dijo...

Leo tu post tras haber visto unos instantes el Cara a cara de CNN. Es lo único que veo de la tele. Hoy le tocaba a un oncólogo de no sé qué hospital de Madrid. Me ha puesto los pelos de punta, que si hay que hacerse análisis de heces y probablemente colonoscopia si hay dudas, ecografías, análisis varios... Lo cierto es que si te lo pones a pensar es para no vivir tranquilo. Soy muy hipocondriaco. Así que procuraré no pensar en el síndrome que hoy nos presentas. ¡Qué angustia, por dios!

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Yo sé que me voy a morir (puede que no)... lo que no quiero es saber cuándo.

Novicia Dalila dijo...

Que bien explicas las cosas. Hasta yo las entiendo :P
Para mí la salud es sentirse bien y estar bien a la vez. Asi de simple. Porque uno puede sentirse bien y estar hecho una mierda o viceversa, estar como una flor y sentirse fatal. El estado anímico creo que influye mucho en esto último.
Lo de "notar" las cosas, es verdad. Yo he "notado" una muela, por ejemplo... No me dolía pero la notaba. O un dedo... también me ha pasado... No sé explicarlo mejor.

Y lo de la respiración... Una vez creo que sentí algo parecido, pero no sería lo mismo, claro. No dijeron que tuviera ninguna lesión,pero me tuvieron que hacer nada.... Me desmayé y lo único que recuerdo es que pasaba de respirar, voluntariamente. Me acuerdo que pensé: Joder, respirar... que pereza, no me apetece, no tengo ganas, y dejé de hacerlo.

Buenas noches a todos. Que soñeis cosas bonitas

Novicia Dalila dijo...

p.s. Me he hecho un lío en el último párrafo...Es que he tenido un día jodido y lo estoy acusando ya... It should read: pero NO me tuvieron que hacer nada....

Ya, si hay algo que nose entienda, lo aclararé mañana

A demain

Likuid dijo...

Vaya con Ondina. Alejada la prefiero.

frikosal dijo...

Que enfermedades hay por el mundo. Pero a mi las ninfas siempre me han gustado.

frikosal dijo...

¿Y no era una gaseosa también?
Ondina, quiero decir.

ID dijo...

Interesante tema. Yo creo que salud es lo opuesto a enfermedad o dolencia... (ahora habría que definir qué es enfermedad o dolencia). En fin, la percepción de que el organismo no está funcionando en óptimas condiciones. Los aspectos de falta de bienestar pueden estar ligados a las circunstancias del individuo, ajenas al funcionamiento de su organismo y no tratarse de un problema de salud. Ejemplo: el paro, la hipoteca, el cónyuge que clapa o un troll que da la vara.

Lo que debería ser útil, ahora que se habla de eutanasia sería poder tener el síndrome contrario de Ondina, es decir, poder decidir dejar de respirar.

Para Friko, yo conocí Ondina como una marca de helados de mi infancia, no duró.

Pantagruel dijo...

Lo peor de todo, Lázaro, es que los médicos -conscientes de nuestras limitaciones- de forma implícita renunciamos a la confianza en los médicos. Eso, cuando llega la enfermedad tiene un coste tremendo. Quién podrá animar a ese oncólogo cuando le llegue a él la hora? En general, aquí hablo en el blog de las enfermedades como entes literarios; la maldición de Ondina se presta a ello, pero esa maldición existe en la realidad, y no imaginas cómo es. Por supuesto que no trato de asustar, ni de que temas morir durante el sueño -miedo por otra parte tan familiar a todos en algún momento de la infancia, y peor aun morir sin confesión...- pero creo que no nos viene mal ser un poco conscientes de nuestra enorme vulnerabilidad. Ahora, mientras yo escribo esto, es muy probable que a alguien le esté reventando un aneurisma cerebral mientras echaba un polvo tan contento.

Pantagruel dijo...

Joselu, ya he expresado en otras ocasiones que soy totalmente enemigo de la "expropiación de la salud", y por tanto contrario a chequeos y averiguaciones que con frecuencia producen mucho más dolor que el que evitan. Hay que ser consciente de la vulnerabilidad, como decía antes, y aun así, vivir tranquilo. Un día nos va a llegar a hora. Joder, parezco un predicador. Mil perdones.

Pantagruel dijo...

P. Vázquez, y mira que algunas veces está tirao el saberlo; por ejemplo: 18/07/36 + 01/04/39 = 19/11/75.

Pantagruel dijo...

Novicia, por eso mismo que dices, las definiciones más recientes de salud incluyen aspectos que van más allá del estar bien, o del sentirse bien, de forma aislada. Uummmm, eso que cuentas que te pasó parece como un amago de la maldición de la famosa ninfa, pero... no sería que ese día estabas de los nervios :DD
Gracias por tus deseos, vamos a intentarlo y a no morir en el empeño, como teme Lázaro.

Pantagruel dijo...

Venga, Likuid, no seas cobarde.

Pantagruel dijo...

Larvas, ninfas, pupas, crisálidas, imagos... De esto sabes tú, Friko. Te quedas con las ninfas?

Pantagruel dijo...

ID, si salud es la ausencia de enfermedad, enfermedad sería la pérdida de la salud, lástima que eso sea lo que se llama un circulo vicioso... Si la enfermedad fuese la percepción de que el organismo no funciona en óptimas condiciones, habría que considerar sanos a todos los que tienen graves enfermedades aun ocultas... Es cierto que no todas las ausencias de bienestar se deben a problemas físicos o de salud, pero si el estar sano incluye la sensación de bienestar, alguien abrumado por el peso de una hipoteca puede que no deba ser considerado sano... Puede un parapléjico, en silla de ruedas por un accidente, considerarse sano? Pues si tiene sus limitaciones bien aceptadas, y es capaz de vivir libre, autónoma y felizmente, por qué no? El problema es complejo. Mucha gente ha pensado sobre esto, y no hay posiciones definitivas.

Antonio dijo...

Esa manchita en el tronco cerebral en la resonancia magnética tiene mala pinta. Panta ¿tú crees en aquel clásico de líbrame de los males del cuerpo que de los del alma ya me libraré yo?

Sargento Sánches dijo...

Ehto de la zalú eh mu relastivo. Llo ehtube unoh cuantoh meseh rebelao der servisio. Cuangdo le pregunté ar capitang me dijo nozequé de trantonno mentás tranzitorio. Pero llo no tenía calentura ni ná. Llo creo que fue una vengansa porque le pegué un tiro enloreja a una de lah mariconah que yebang la cangtina. Disía el hioputah que yabía vevío bahtante. Qué bergüensa!

Hitos dijo...

Este pots tiene la capacidad de hacernos respirar profundamente y profusamente mientras lo leemos. Menos mal que luego nos relajamos al leer los comentarios. Panta, haces con nosotros lo que te da la gana, manipulador.

Borrasca dijo...

Panta esta enfermedad de la maldición de Ondina ¿es la misma muerte súbita de los recien nacidos?
Recuerdo que me pasé los primeros cuatro meses de vida de mi hijo velando su sueño, despertándolo cada vez que me parecía que no respiraba, pobrecito, si se acordara creo que me odiaría...

Besos borrascosos

Pantagruel dijo...

Hitos, cómo me gusta que me acuses de manipulador... Pero no es verdad, de verdad. Ten cuidao con las respiraciones profundas, no vayas a hiperventilar: te sentirás mareada, se te engarrotarán las manos y los pies, tu familia pensará que te estará dando algo malo y te lleverán a urgencias -dejando los calcetines, los gayumbos y los tangas colgaos y a la vista-; allí te harán respirar en una bolsa, y todo por mi culpa.

Borrasca, tienes razón en parte. La muerte súbita de los bebés es un enigma, y posiblemente no tiene una única causa; suele culparse a trastornos congénitos del rirmo cardiaco y también a formas congénitas de la maldición de Ondina, que técnicamente se llama "síndrome de hipoventilación central". Serían niños que nacen con el centro del automatismo respiratorio jodido, y una mala noche dejan de respirar. Si tu hijo recordara te estaría superagradecido por tu dedicación de madre... Veo que has vuelto al antiguo avatar, y eso? Besos en la borrasca, y tras ella.

Pantagruel dijo...

Antonio, la manchita la he sacao del internet de algún caso de Ondina, pero ni me he fijao en lo que es. Con respecto a lo otro, tengo un problema: que no creo en el alma, ni por tanto en sus problemas. Démosle al cuerpo lo que es suyo: todo.

Sargento, estás sembrao. Desde que te pasó eso te echa tu señora el Colme en la sopa??

Borrasca dijo...

Volví a mi avatar de siempre porque con el nuevo como que no era yo, de hecho también tendré que volver a la anterior cabecera de mi blog, pues ya he recibido quejas por el cambio jejejejeje

Besos en todas partes...así me contagies

Novicia Dalila dijo...

No Panta, no eran nervios, pero vamos, supongo que es una fama merecida esa de la histérica compulsiva...

Mexplicas esto, plis?

por ejemplo: 18/07/36 + 01/04/39 = 19/11/75.No es que vaya a calcular mi día, pero por curiosidad me gustaría saber cómo hacerlo.

Buenos días de viernes a todos

Sargento Sánches dijo...

Señó Panta, mi zeñora creo que me da unah pastiyah que tieneng nombre de autobú. Dise que song pal doló de cabesa. Llo creo que no ban bieng, cuando me lah tomo entoavía me duele mah i tengo gomitera. ¿Qué puedo asé?

Dr.Mikel dijo...

Una tarde, mientras Ondina estaba caminando por los establos, escuchó jadear a su marido. Cuando entró al establo vio entonces a Lawrence follando con otra mujer. Ondina despertó a su marido rápidamente, le señaló con el dedo y pronunció su maldición: "Me juraste fidelidad por cada aliento que dieras mientras estuvieras despierto y acepté tu promesa. Así sea. Mientras te mantengas despierto, podrás respirar, pero si alguna vez llegas a dormirte, ¡Te quedarás sin aliento y morirás!
Sir Lawrence se vió condenado entonces a mantenerse despierto para siempre...

Nadie puede permanecer en estado de vigilia mas de 72 horas seguidas.

Lázaro dijo...

Panta, sí desperté. De la que te has librao. Por cierto, si tuviese que elegir una muerte, esa del aneurisma reventado echando un polvo, ni tan mal. Como diría nuestro sargento, una muerte en acto de servicio, siempre es un honor.

ID dijo...

Panta, andamos en oposición de fase en la comunicación, lo cierto es que en esta entrada y en la anterior no pienso que repliques en línea con lo que yo sostengo.

Belén dijo...

No lo conocía, la verdad, pero me angustia un poco el saber que no puedes dejar de querer respirar...

Dios

Besicos

Pantagruel dijo...

Borrasca, sí que es verdad que has "suavizado" mucho la cabecera.

Novicia: 18/07/36 es la fecha del golpe que dío comienzo a la guerra civil, 01/04/39 es la fecha en la que terminó oficialmente la guerra; sumando ambas cifras sale 19/11/75, que es la fecha del día en que murió el dictador (oficialmente ocurrió el 20N, pero se sabe que la noticia se retrasó unas horas). Así que si se cogen fechas del comienzo y el fin de algo relevante en la vida de uno, su suma, resta, o alguna otra forma de manipulación puede llevar al pronóstico. Creo que no tiene gran interés pronosticar eso, pues hay que vivir como si estuviese muy lejana la fecha. Que yo sepa, o tienes ninguna fama de eso que dices, bian al contrario; por eso hice la broma. Un beso.

Pantagruel dijo...

Sargento, tu señora, que tiene que ser sin duda una santa, te da Antabus. O dejas las pastillas para el dolor de cabeza, o dejas los cubatas, mejor lo segundo. Es una técnica antigua esa de tratarla adicción con Antabus, pero nunca se caracterizó el ejército por su buena medicina o psiquiatría...

Mikel, de ahí la maldición.

Es en acto de servicio, Lázaro, pero no veas la mala conciencia que le queda al partenaire...

Pantagruel dijo...

Pues si es como dices, ID, o tú estás más críptico de lo habitual, o yo estoy más espeso de la norma, o ambas cosas; yo no tenía esa sensación de oposición de fase, y de no replicar a lo que sostienes; si tú lo dices, será así. Escríbeme más claro.

Es que es angustioso, Belén. Un beso.

Sargento Sánches dijo...

Señó Pantagrués,
e leío en el blos del Lásaro un remedio pa no haserse viejo. Le pongo lo que ledicho a er a vé que le parese.
Balla tontería er Rebidós ese. La reseta pa viví musho é foshá toh loh díah, casalla der güeno mañana, tarde i noshe i bocasiong damó a la patria. Un ombre bien foshao engtra zirbando pol la puelta.

Sargento Sánches dijo...

¡Ezo era!, antabú! cuando zarga del rejimiento y yege a caza le voi a da doh ohtiah a mi muhé, o mehó le meto toah lah pahtillah eng el shosho. Grasiah por el chivataso.

Vero dijo...

Joooder, qué angustia, ¿y eso por unos cuernos? hay quien asume mal las realidades, eh? Lo malo es que luego lo pagamos el resto xD

Mi abuela siempre decía, que no había nada peor que morir quemado o ahogado, no sé la razón que tendría ni quiero saberlo. Ella se asfixió.

"Nadie puede permanecer en estado de vigilia mas de 72 horas seguidas."

(...) En un caso extraordinario, un muchacho de 17 años permaneció despierto durante 264 horas de forma que pudo obtener un lugar en el libro Guiness de los récords mundiales (...)

Leído en el Carlson de fisio de la conducta, es que siempre me he hecho preguntas... que no venían al caso :/No es que me guste dar por culo (bueno, un poco sí, para qué voy a engañarme...) pero recordaba haberlo leído, y ahora no sé... ¿está mal documentado esto? o_O

Pueh na, ahí lo dejo. Saludos, sigo con lo que estaba.

Besos.

Pantagruel dijo...

Sargento, casi que no puedo estar más de acuerdo contigo, sobre todo en lo del amor a la patria; lee tú mi entrada que he enlazado allí y dime que te parece, que cada día me interesa más tu opinión. Y no le metas las pastillas de Antabus en el chocho a tu señora, por dios, por dios, que eso es violencia doméstica machista, impropia en un suboficial de nuestro glorioso ejército.

Vero, lo del límite en el tiempo sin dormir lo ha establecido mi colega Mikel, así que a ver si el te confirma o desmiente el caso de ese muchacho-guiness. A mí me parece mucho. Si no murió, al menos debió enloquecer; la privación de sueño REM solo por pocos días hace que uno se ponga como "la jaca l'algaba", con psicosis florida. En cuanto a los cuernos... es verdad, cuanta sangra derramada por su mardita culpa.

Antonio dijo...

Amigo Panta: perdona mi imperdonable retraso y mis postergaciones pero es que, así, me hago el interesante. Quiero hablarte del Dr. Gregorio Marañón, el del bocio y el cretinismo en las Hurdes y el que participó en echar al cretino de Alfonso XIII al exilio. Él definió la salud con una frase que, particularmente, encuentro adelantada a su época. Creo que decía algo así: "la persona sana es la que no nota ni su cuerpo ni su mente". En esta frase había un "hint" de lo que iba a ser la neurología moderna. Piensa que conoció a Babinski.

Tú que crees, la manchita ¿es un posible glioma, una metástasis de cancer de pulmón o un ependimoma?

¿Avisamos al paciente?. Esa es la cuestión.

Antonio dijo...

Sargento. Descanso.
Piense usted que el disulfiramo tiene muy mala leche. Es lo que le da su señora esposa para intentar que no empine usted más el codo. ¿Dónde le recetaron eso, en el Gómez Ulla? Muy propio de los suyos.

Sargento Sánches dijo...

Señó Pantagrués,
ante lacusasióng inpopria que uhté me ase de no asercamme a mih compañeroh, le dejo a uhté copia der comentario dehte umirde subofisiás en donde luse orguyosa nuehtra bandera.

"Señá Pastó,

Perdone uhté mi innoransia porque no e podío cong tanta letra. A vé zi mi zobrino malluda er hihoputa.
Zolo quiero decihle que me guhta musho su blos. Nuehtra Patria nesesita musha hente como vuzotroh.

¿Aquí no habrá una cantina como Dió manda?"

¿Uhté cree que e etao asertao?

Vero dijo...

Puesss... aquí sigue la cosa en "Después de esta azaña [o gilipollez, que lo llamaría yo personalmente], el muchacho durmió durante algo menos de 15 horas y se despertó sintiéndose estupendamente (¬¬). La segunda noche durmió algo más de 10 horas, y la tercera algo menos de 9 horas. Unas 67 horas nunca se recuperaron, (...)"

Para mí que si le faltó después algún regón, debió ser el que no se dio durante esas 67 horas a su debido tiempo.

La cuestión es que el tío batió el récord, pero aquí habla de más gente que permaneció sin dormir la tira y... en fin, casi que ya lo miro yo, que voy a marear a to´quisqui con mis idas de olla, como siempre.

... yo si que voy a terminar con una bonita camisa de correas. ¿Alguien sabe si las hay de flores? Así estampadas digo... Es que a mí el blanco como que no me sienta bien, oig!

Besos.

Pantagruel dijo...

Antonio, gracias por comentar, aunque sea tarde, que más vale que nunca. Decía un cátedro of mine que mientras que Ramón y Cajal eran genios de reconocimiento universal, Marañón y Jimenez Diáz eran glorias de andar por casa; cainismo puro. Con todo, parece dualista Don Gregorio, algo incompatible con la neurología moderna. La manchita, según quienes la publicaron es un infarto bulbo-protuberancial. Patient died.

Sargento, su comentario al blog de Doña Natalia me parece muy oportuno. Se lo ha publicao? Lo dudo, porque esa señora solo publica los comentarios de sus conmilitones -todos de oficiales parriba- y de don Lázaro, a quien tiene mucho aprecio porque es el único ajeno que a veces le da la razón. Es muy suya esa señora, y más desde que ha entrao en su blog eligelavida, que es genial.

Vero, te veo superinteresada en las cuestiones del sueño. Tienes déficit?

Lázaro dijo...

Si se me permite la intromisión, Señor Sargento, yo también considero que usted, una vez más, lo ha clavao. Voy a ver si está, para presentarle mis respetos.

Lázaro dijo...

Oh, no está, a lo mejor es que la están peinando. No hay que perder la esperanza. Sus comentarios darían a ese blog el punto que le falta. Confío en que le sepan entender. Yo estaría dispuesto a dejar de intervenir, si me garantizan que a usted le publican.
Es más, sabiendo de tal censura, igual hasta me sacrificaba. No hice la mili y lloré de alegría como una maricona, pero sé lo que es no dejar tirado a un hombre en el campo de batalla. Mis respetos, sargento Sánchez.

Pantagruel dijo...

Cojonudo, Sargento, Doña Natalia le ha poublicado y además al ladito del amigo Lázaro. Así da gusto.

Por cierto que yo creía, ingenuo de mí, que Losantos era de extrema derecha y que por tanto gustaría a la extrema derecha. No es así; él es de extrema derecha, pero no gusta a la extrema derecha; vease lo que de él dice el Padre Fortea, demonólogo del Opus Dei, en su entrada "LA COPE: somos libres, ahora sí", del pasado 6 de abril, y los comentarios que suscita en un interesantísmo blog solo de comentarios que regenta la Guerrera de la Luz. Que el señor nos coja bien confesaos.

Paco Centeno dijo...

¡Qué putada la Ondina esta!. Y es que hay tantas patologías por explorar que podríamos trabajar en investigación todos. A veces me pregunto si con tal cantidad de enfermedades, lo raro es estar sano.

Llegue tarde al post de la mili, pero quiero comentarte que yo la hice en el Hospital Militar Gómez Ulla, rodeado de capitanes (y de ahí pa'rriba) médicos, y de cantidad de vagos. Hubieras disfrutado entre "colegas". Igual me crice con el Sargento Sánches.

Por último, que me paso, una pregunta: ¿es sano visitar esos sitios ultras a los que eres tan aficionado?. Me preocupas.
Un saludo

Pantagruel dijo...

Paco, alguien dijo que la mnedicina militar es a la medicina lo que la música militar a la música... Sobre lo otro, ¿como no va a ser sano visitar el blog del Padre Fortea, demonólogo? Prueba y verás. (Creo que no hace mucho le entrevistó El País en su última págivçna de un domingo; es un hombre relevante). No se deben mirar las cosas siempre desde el mismo ángulo.

Lázaro dijo...

Panta, he echado un vistazo a lo del padre fortea: y luego me dices a mí, macho... En fin, que parece que Federico da para una tesis. Tú dices que es de extrema derecha. No sé por qué lo dices. Yo le he escuchado defender siempre el estado de derecho y con eso no puede ningún extremista, sea éste de derechas o de izquierdas. De ahí que le den por todos los lados. Hay muchas cosas suyas muy discutibles: tanto en el fondo como en la forma, pero siempre le he escuchado defender un estado basado en la ley. Y como lamentablemente, tal y como andan las cosas en este país, esa defensa se me antoja fundamental, en mí tiene un defensor. Y alabo su espíritu provocador: creo que nos hace mucha falta.

Pantagruel dijo...

Lázaro, no toda la extrema derecha es golpista. El franquismo de Franco se consideraba a sí mismo un estado de derecho, con sus leyes fundamentales y orgánicas. Su estilo tuteante, insultón y faltón me ha parecido siempre mmarcadamente joseantoniano, y a Natalia y a su facción joseantoniana de la derecha les gusta, y lo defienden. Claro, te vas adonde el padre Fortea y te cagas patas abajo. Te has atrevido a entrar en la Lucha de Titanes de la Guerrera de la Luz, o ya era demasiao?

Lázaro dijo...

No, me paré en la entrada de Federico y me sobró con los comentarios del Alcazar. Ahora que estoy escribiendo desde una taberna de lo más particular, en la que imagino al Sargento Sánchez bailando un pasodoble, a lo mejor me adentro; el ambiente acompaña. En cuanto a lo de Federico, creo que no eres justo. Nada te diré en cuanto al estilo, pues desconozco el de joseantonio; quizás se lo parezca. A mí a veces me parece muy cómico, en serio; sobre todo cuando habla de cosas así, picantillas. Creo que el hombre tiene su punto. Ahora, en cuanto a lo del estado de derecho, creo que no haces justicia. Yo no sabía nada de este tío hasta que le escuché en la COPE. Y si escuchaba esta emisora es porque vivo en un sitio en el que hace unos ocho años de años, sólo se oían dos radios: ésta y RNE. No te creas que se ha mejorado mucho: ahora se oye Onda Cero. La Ser, sólo por internet; y entonces, no había por mis lares. Así que me apareció Federico por casualidad. Luego, supe un poco de su pasado político: que si fue comunista, que si le pegaron un tiro en la rodilla. Una vez dijo que él se metía en todos los fregaos. Me lo creo. Y cuando defiende el estado de derecho, no se refiere a esa dictadura que mencionas. Bien sabes tú que eso no es un estado de derecho. No sé tú en tu trabajo, pero yo en el mío ando peleándome todos los días con mis superiores, porque pretenden que haga un trabajo que en nada está amparado por la legalidad. Cuando pido las órdenes por escrito, reculan, pero te aseguro que soy de los muy poquitos que lo hacen y que tengo una fama de borde que ni te cuento. Así que vivo en mis propias carnes lo que es la reivindicación cotidiana de un estado de derecho, porque en este país, por desgracia, no se tien ni puta idea de que significa semejante cosa. Si alguna vez tengo que impartir EpC, que no será raro, te aseguro que será el objetivo principal de mi curso. Así que cuando escucho a Federico atacar a los caciques, a los jetas, a los que se pasan la ley por el forro de sus caprichos, dándole igual el signo del menda, no puedo evitar escucharlo con simpatía. Como creo que es uno de los pocos que lo hacen con sinceridad y como además muchos otros le critican por ello, más a favor que me pongo. No sé hasta qué punto le escuchas tú, la atención que le prestas. Pero simplemente, por el hecho de que le quieran cerrar la boca, todos los que defendemos la libertad y nos expresamos en un blog con total libertad, deberíamos romper alguna lanza por él. Recordar aquello que dijo alguien, no sé ahora quién: "pienso justamente todo lo contrario, pero daría la vida porque usted pudiera defender sus ideas". Sinceramente, creo que andamos en el mismo barco, aunque ya sé que para ti hay marineros que te inspiran un motín. Bueno, voy a eso de los titanes, a ver cómo salgo de ahí o de esta taberna, que también tiene lo suyo.

Lázaro dijo...

Ya está, ya he vuelto. Su lectura me recordaba a algunas pintadas de la "izquierda abertzale": "denborak ilunak datozen" (vienen tiempos oscuros). Para mí lo malo es que sus temores son infundados. Qué más quisiéramos. Has leído lo de las almas tibias? Ahí te inspirabas tú cuando al de la cueva (qué será de él?) y a mí nos tildabas de tibios? Hay amigo, de lo que uno se entera. Bueno, me voy al blog de borrasca: hay que compensar.

Lázaro dijo...

Donde digo "hay", debo decir "ay¡". Son las condiciones infrahumanas de este tubirio, que me tiene aturdido.

ID dijo...

¿Acción (chapuza o hazaña según el resultado) o montaje? Esta pregunta se plantea cada vez que nos encontramos con una acción de gran impacto llevada a cabo por un grupo organizado.

Ya forma parte del paisaje habitual, diría que hasta en el fútbol...

Ya sea el 11-S, el 11-M o el 23-F, siempre han aparecido miriadas de conjeturas que, partiendo del principio de lo extraño de algunas circunstancias o hechos, se pone en cuestión la tesis oficial, normalmente apoyada en datos comúnmente aceptados (¿amañados?) y se contraponen tesis alternativas sustentadas en indicios, juicios de verosimilitud y conjeturas.

Personalmente, soy poco aficionado a esos ejercicios de fantasía. Por tanto, a falta de datos más firmes, creo que el 11-M y el 11-S fué obra de islamistas, de su propia iniciativa y por sus propios medios.

De igual modo, el 23-F pienso que fue obra de los que conocemos, quizá con apoyos no identificados que pudieron escamotearse a tiempo, pero que no eran el núcleo del tinglado.

En fin, sufro de horror intelectual en cuanto a los montajes sobreelaborados. Tengo tendencia a pensar que el género humano no es capaz de organizar tinglados excesivamente complejos (salvo cuando los ejercita y los repite, como los golpes militares en Latinoamérica durante los 70s)

Pantagruel dijo...

Lázaro, voy a terminar pronto con Federico, que ya cansa; tú crees que la defensa del estado de derecho es compatible con el amor a Doña Espe, o a Zaplana o a la propia Conferencia Episcopal, para la que ha venido trabajando? Yo ya he dicho que le escucho diariamente de 7 a 7:30 porque el Carles de la SER me aburre soberanamente, y porque lo que diga la SER lo voy a leer en El Pais. Fede me divierte a ratos -es muy cansino y repetitivo, cuenta miles de veces las mismas gracietas- y me vacuna contra el debilitamiento de las posiciones de izquierdas. Yo tampoco sé como predicaba Jose Antonio, pero entiendo por estilo joseantoniano un fascismo populista con tendencia a una dialéctica de puños. Por supuesto que estoy a favor de que este personaje siga expresándose libremente, y si la cadena a la que va quedase fuera de las ondas a las que tengo acceso, le echaré de menos; cuando él no está la COPE es mucho más insoportable, sin duda. Vale.

En mi trabajo nunca me han hecho actuar contra la legalidad, pero si la aplicación de ésta pudiese en algún caso ir contra intereses de compañeros o pacientes, me he opuesto en la medida de mis posibilidades.

El blog de la Guerrera lo acabo de conocer -he llegado a él desde Eligelavida, y a éste desde Shikilla y Natalia-. Mi acusación de tibieza a tí y al de la Cueva (qepd) no estaba tomada de las ideas de esa señora tan bélica, sino de la fuente original: "Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca." (Apocal.3:15)

Suerte con Borrasca, pienso que es una gran mujer.

Pantagruel dijo...

ID, me he llevao tu huevo y mi respuesta a la siguiente entrada, que es donde corresponde.

Lázaro dijo...

Sabes que me gustaría: desayunar una tostada con aceite y tomate allí en Sevilla (vives allí, no?) contigo y tener un rato a Federico puesto: creo que pasaríamos un buen rato. En casi todo lo que dices de él estoy de acuerdo. Es cansino, repetitivo y populista, y también lo escucho para mantenerme en forma. Ya ves. Las acusaciones que haces a Esperanza, Zaplana y cía, creo que son extensibles a muchos otros políticos, y no sólo del PP. Pero bueno, también de esto hemos ya hablado. En cuanto a la conferncia episcopal ni la miento, pero si a mí me diesen el mismo sueldo y me dejasen largar a mis anchas, no creo que tuviese muchos problemas. Soy un tío asqueroso, lo sé. En cuanto a lo del trabajo, hay muchas formas muy sutiles, y no abiertamente ilegales, de pasarse la ley por el forro. Alguien lo tiene que ejecutar, y en mi ámbito tienen muy claro quiénes deben ser esos pazguatos. Ahí es donde me rebelo y las suelo tener tiesas. Muchos más datos no puedo dar: esto es un medio público, pero te aseguro que para mí es una lucha cotidiana.
En cuanto a lo de la tibieza, no me he colado por mucho.
A ID hay que aconsejarle que revolotee por las mañanas, como toda buena mosca que se precie.
Gracias por soportarme.

Pantagruel dijo...

Lázaro, me he referido a Espe y a Zaplana porque son dos políticos muy queridos por nuestro justiciero, y ella lleva encima el bochornoso caso de haber comprado el voto y la voluntad de dos oscuros parlamentarios para torcer un resultado electoral, y él lleva sobre sus espaldas sospechas de corrupción en sus terras míticas -el oprobio de pasar directamente de la cosa pública al tráfico de influencias para la empresa privada es lamentablemente común en este país-; seguro que hay otros personajes de otros partidos tanto o más corruptos, pero a esos sí les ha dao caña. En fin, tiene sus debilidades tu guerrero del antifaz con sotana prestada.

No vivo en Sevilla, sino en Granada; aquí también hay hermosas terrazas para desayunarse la tostada esa que dices. Considérate invitado. No enturbiaría yo el momento con el petardo del Federico; preferiría la compañía de Doña Natalia, que también se expresa para la COPE.

En cuanto a la tibieza, consideras que te has colado por poco porque los blogs que sospechabas que me habían inspirado son tan apocalípticos como el propio Apocalipsis?

Lázaro dijo...

Tío, es que tú estás mucho más puesto en política que yo, y se me escapan tantas sospechas. Sigo pensando que si hubiese algo claro no les apoyaría como lo hace, pero ya me pones en duda.
Granada es también una hermosa ciudad. Sólo he estado un par de veces y me encantaría volver que esa excusa. Agradezco tu invitación. Y lo de Federico sólo sería un rato, para echarnos unas risas. Ya que dices lo de Natalia, tampoco estaría mal.
Desconocía la connotación religiosa del adjetivo "tibio", que, curiosamente, también lo emplean mucho por aquí los batasunos, para referirse, por ejemplo, al nacionalismo del PNV. Me hizo gracia cuando leí la cita. Luego me sueltas lo del Apocalipsis y más o menos encaja. Los blogs esos no son apocalípticos. Tienen una jeta que se la pisan. Se hacen las víctimas para radicalizar más aún su mensaje. Cuanto detesto a esa gentuza. Bueno, que Dios me perdone. A ver si es cierto que alguna vez nos encontramos en Granada.

Lázaro dijo...

Que conste que no creo que en esta entrada estés haciendo lo que dice Vero, pero en los últmos años, siempre que se saca a relucir la guerra civil, es por los mismos y para lo mismo, que, en mi opinión, es más o menos, lo que dice Vero. Muchas veces tengo la sensación de que a más de uno le gustaría provocar otra guerra para ahora ganarla. Ese afán de revancha y de rédito político es el que suele alumbrar las "pseudoinvestigaciones históricas" que aquí se reivindican. Pero ése es tema de otra entrada, supongo.

Pantagruel dijo...

Pues nada, a ver cuando. No me extraña que los batasunos utilicen también la acusación de tibieza, común a todos los que aplican el "o conmigo o contra mí". Se ha dicho con frecuencia que ETA nació en una sacristía. El apoyo del clero vasco a los abertzales es bien conocido, porque son lo mismo.

Creo que el segundo párrafo correspondería en la siguiente entrada. No estoy de acuerdo en que bajo la reinvidicación de la memoria histórica solo exista un espíritu de revancha. El mensaje interesado de la derecha, que ganó la guerra, la postguerra y la transición, ha calado bien en los espíritus puros, en las almas cándidas, como son las de Vero y la tuya. Claro que es mejor no toquetear nada, mejor para ellos, claro está. No van a poner en peligro sus almas y sus haciendas..., "que al rey la hacienda y la vida se han de dar, pero el honor es patrimonmio del alma, y el alma solo es de dios."

Lázaro dijo...

Cuando escribía lo de la ETA pensaba exactamente en su procedencia clerical. Por eso no creo que tanta coincidencia sera pura casualidad.
En cuanto al segundo párrafo, tienes razón. Me está bien empleado, por reirme de ID. Esta vez la excusa no es el tuburio, era mi hijo, que estaba embelesado con la foto de los legionarios portando el cristo. Le entusiasman las procesiones, y no me preguntes por qué, que yo te aseguro que no le inculco nada. Le tengo hasta apuntado en alternativa.
Lo que dices luego, de lo de alma cándida, me ofendería si tu pudieses ya ofenderme, cosa que no ocurre porque sé bien que no tiene esa intención. Yo no es que sea partidario de "no toquetear"; soy partidario de sacar a la luz la verdad, pero la verdad científica, la investigación histórica rigurosa, que no busca culpables. Porque yo no creo que la historia sea una peli de buenos y malos. La memoria histórica que nos quieren vender va por ahí, y por ahí me desmarco. Por eso no quiero hacer caso, porque creo que nadie me quiere contar la verdad; que lo que pretenden es convencerme de los malos que eran unos y de los buenos que eran los otros. Ya soy mayorcito, y me gusta que me dejen a mí obtener mis propias conclusiones. Bueno, cambio y corto. A veces tengo la sensación de que tú y yo podríamos estar todo el día discutiendo. Si nos vemos alguna vez en Granda convendría llegar a unos pactos previos, porque podemos ponernos más cansinos que nuestro matutino predicador.

Pantagruel dijo...

Dile a tu hijo que mejor que en los legionarios se fije en la Ondina que está sobre ellos, que hasta puede que tenga más peligro.

Te aseguro que hay muchos historiadores rigurosos implicados en investigaciones muy serias relacionadas con la memoria histórica; seguro que todos los historiadores, como todas las personas, tienen ideología, pero no por ello han de ser partidarios hasta la falsedad; me parece que, por lo que dices, no has entrado muy a fondo en ese tema; la derecha -como a veces la izquierda, pero menos- trata de desprestigiar siempre al adversario, convirtiéndolo en enemigo, cuando no en izquierda garbancera. Los espectadores de espíritu tibio y pretensiones de equidistancia quedan cogidos en la trampa. Estoy seguro de que toleras mal la equidistancia en cosas relacionadas con el llamado "problema vasco"... por qué en otras cosas no? ¿Basta por hoy?

Lázaro dijo...

Quizás por eso, porque no he profundizado demasiado en el asunto, dado el alto grado de politización que en el mismo he observado. Basta por hoy, que mañana hay que currar.

Pantagruel dijo...

La politización no es intrínsecamente mala, Lázaro. Todas las cosas importantes han de politizarse de una manera o de otra; extraño sería que los políticos no se ocupasen de ellas. Buenas noches.