martes, 14 de octubre de 2008

Mente y cerebro, ¿"software" y "hardware"?

Haga click en la imagen para ampliarla y alucinar
Mis amigos de letras, aunque inteligentes, tienen ciertas dificultades. Una de ellas es la incapacidad para asumir que cerebro y mente son la misma cosa. Incluso los que no creen de ninguna manera en el alma, que son la mayoría, no pueden desprenderse de la idea de que hay una mente que sobrevuela el cerebro. En esa mente estarían las emociones, los sentimientos, los deseos, la inteligencía, la razón, el ello, el yo y el superyo de Freud, por quien tanta devoción sienten aun, el mismo subconsciente tan apasionante –y que tanto juego da en las pelis- y las cosas nobles en general, mientras que en el cerebro estarían los sesos propiamente dichos, o en todo caso los centros para las actividades más primarias, como ver, oír, o sentir el tacto, el reflejo de Paulov y el reflejo de la rodilla.
Hoy, que tan a mano tenemos los ordenadores, tenemos la tentación de comparar nuestro cerebro/mente con el hardware/software del PC; igual que del hardware se encarga el técnico y del software el programador, de los problemas del cerebro se encargaría el neurólogo y los de la mente el psiquiatra.

Pero no es exactamente así; en los animales más complejos, entre los que estamos, hablar de cerebro y mente es una error, o en el mejor de los casos una simplificación, pues ambas cosas son una sola y la misma cosa. El cerebro engloba la mente, por más que a algunos les cueste comprenderlo y aceptarlo.


No sé si conocéis a Oliver Sacks, neurólogo inglés autor de “Despertares”, el libro que pasó a película sobre los primeros casos de enfermedad de Parkinson tratados con levodopa; su libro más famoso se llama “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”, y lo recomiendo aunque no me gusta demasiado, pues dramatiza –teatraliza- en exceso situaciones que seguramente son comunes para los neurólogos. Cuenta casos en las que lesiones del sistema nervioso dan lugar a problemas que juzgaríamos increíbles, como por ejemplo ese que da título al libro, confundir a la señora de uno con un sombrero.


Nada más definitivo para dejar de creer en la mente que ver como un puñetero coagulillo que atasque determinadas ramas de la arteria cerebral media izquierda deja de golpe a una persona totalmente incapaz de hablar o entender su propia lengua de toda la vida, o si es en la cerebral media derecha, lo hace percibir el lado izquierdo de su cuerpo como una cosa extraña que se le ha metido en su cama y a la que trata de echar.


¿Qué decir de las alucinaciones -a veces brillantes- del esquizofrénico, que generándose en su "mente" responden sin embargo al tratamiento con pastillas? ¿Y el Alzheimer? ¿Cómo una enfermedad que solo devasta el cerebro sería también capaz de devastar la mente, si no fueran la misma cosa?

31 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin un poco de salpicadura de masa encefálica no se reconoce el post ¿será apócrifo?

ID

Ricardo dijo...

Estoy bastante de acuerdo contigo, pero no me negarás que hay cerebros mejores que otros y eso no es algo muy congruente. Espero que me expliques, con pelos y señales -si no te importa claro está-, las causas de esta discriminación de la madre naturaleza.

Hitos dijo...

Ricardo que lo mismo es por la oxigenación en el parto o los traumas de la mili

Malo Malísimo dijo...

Querido Panta si es que...( la incapacidad para asumir que cerebro y mente son la misma cosa)Y si no lo fueran... Tal vez. Tu conoces bien que se dan situaciones y hechos que por ahora son inexplicables. Y mira que digo, por ahora, las ciencias avanzan una barbaridad y nos darán cumplidas explicaciones en su momento, pero ¿y si esa explicación fuere o fuese esa distinción? Y no hablo del alma ni de nada parecido, hablo de otra conciencia... fuese la que fuese.
Se Bueno y...

Pantagruel dijo...

Yo creía que sí había alguna salpicadura de eso, anónimo.

Hitos no es por eso. Se lo explico a Ricardo con pelos y señales: igual que no hay dos coños o dos pollas iguales, no hay dos cerebros iguales; un profesor -que no maestro- mío decía que el señor demuestra su grandeza con estas cosillas: con dos ojos, una nariz y una boca hace miles de caras distintas, con dos cuerpos cavernosos y un pellejillo miles de pollas diferentes, y con una pipita y cuatro labios, miles y miles de conejitos que no se parecen en nada. No sé si me expliqué.

Pantagruel dijo...

No me hagas trampas, Malo, no hay ná de eso que tu dices, y si no, ponme un ejemplo.

Malo Malísimo dijo...

Porque es muy tarde y estoy bastante cansado, además me pican los ojos, me olvido de las lágrimas artificiales)Perro casi, casi que las paro. El truco está en desenfocar la mirada, como en las imágenes tridimensionales. En cuanto fijes la mirada en un punto las puñeteras ruedas se menean.
Buenas noches a todos y hasta mañana.

SIMULADOR dijo...

Pues yo no soy tu amiga pero sí soy de letras, así que oye, agradecida de tener esta oportunidad de empezar a intentar superar ciertas dificultades... que las tengo ;)

Saludos!

JOSÉ dijo...

Siempre me ha fascinado la gente que tiene esquizofrenia y la forma que tienen de discernir y cavilar de los autistas. Me deja absorto.

¿Y si los que estamos enfermos somos nosotros y no ellos?

Un saludo

Anónimo dijo...

Lo de la creencia que la mente es algo diferente del cerebro me parece totalmente en línea a tu distinción entre hardware y software, analogía con el cerebro/mente que me parece muy ajustada.

De igual manera que el software necesita al hardware para existir, pues es su soporte material, la mente necesita al cerebro, pero el mismo cerebro podría haber desarrollado otra mente si hubiera estado sometido a otros estímulos. Lamentablemente esta experiencia no se puede llevar a cabo (¿o sí?).

De esta diferencia material/funcional surge a mi parecer la conciencia del yo y la ilusión de la "independencia" de la mente respecto del cuerpo (o del cerebro).

Pero sin toda esa ilusión no tendríamos ocasión de disfrutar de las fantasías de los viajes astrales o del paraíso después de muertos.

Te vuelvo a agradecer Panta, sacar otro tema fascinante.

ID

SIMULADOR dijo...

José... la forma que tienen de discernir y cavilar de los autistas; ¿cuál es esa forma?

Pantagruel... y cuál es la explicación de que es verdad que estoy flipando con la imagen de los círculos a pesar de que no se muevan?!?!?! Creo que me he sobre-expuesto, joder, estoy hasta mareada! Es lo malo de no saber uno ponerse límites ;)

Likuid dijo...

Estoy con José, ¿y si los raros somos nosotros y ellos, los autistas, los verdaderamente superiores?

panterablanca dijo...

Yo soy muy, muy de letras, y a mí mente y cerebro me parecen lo mismo. No hago distinción al hablar de una cosa u otra.
Besos felinos.

Hitos dijo...

¿El cerebro es el material y la mente como lo usas? ¿o va por libre?

Paco Centeno dijo...

Panta,
Channel nº5, su perfume, probablemente evoque cosas diferentes en nosotros dos debido a las experiencias que hayamos tenido.
Imagina que fue el perfume de una chica que te dejó y para mí el de una chica que me maltrató.
El mismo perfume evoca cosas diferentes en dos mentes.
La mente sería el cerebro más sus experiencias, que modulan sus acciones posteriores.
El cerebro es básicamente idéntico en todos, pero nuestras mentes son el resultado de cómo ese cerebro ha sido trabajado, cómo ha visto el mundo exterior, como lo experimentó.
Ya sabes que los del grupo de Gestalt trataron el tema y hacían la distinción, creo.
Me decanto más, siendo de ciencias puras, por que cerebro y mente no son exactamente lo mismo.
En fin, difícil...

Novicia Dalila dijo...

A mí jamás se me ha ocurrido comparar mi cerebro con un pc... Estoy enferma o algo???
Panta, me ha resultado interesantísimo el post.
La mente humana es tan complicada, da para tantos estudios.... Además, estoy segurísima de que todavía queda mucho por descubrir.

Muchas gracias, de verdad, por toda esta información, tan accesible y tan fácil de entender para los profanos como yo.

Un placer leerte.
Un saludo,

Pantagruel dijo...

Ánimo con esas dificultades, Simulador, pronto serán historia. Y cuidao con las ruedas, que son afrodisíacas.

No veo yo claro el atractivo de las cavilaciones de los autistas, algunos psicóticos tienen alucinaciones curiosas... Eso de que los normales son ellos lo dijo una corriente piquiátrica en los 60-70, la antipsiquiatria. Llegaron a negar la enfermedad mental. Abrieron el camino para lo que luego ha hecho la psiquiatria "ortodoxa": cerrar los psiquiátricos y poner a los enfermos en su casa, al cuidado de sus familias, que muchas veces no saben pa donde tirar.

Hay muchos experimentos que demuestran que la mente es el cerebro; efectivamente, Anónimo, la "percepción del yo", y el autoengaño que supone percibirlo como algo ajeno al cuerpo, es la base de todo lo que estamos hablando; ya dije algo de ello en la entrada de la "descorporeización".

Likuid, tú eres, también, un romántico...

Pantera, lo que pasa es que tu eres más lista que el hambre, que más que una pantera pareces un lince.

Hitos, el cerebro es el material, y la mente también.

La experiencias solo son más cerebro, en forma de nuevas sinapsis, determinadas proteinas... El olor a chanel en mi cerebro se consolida biológicamente, igual que en el tuyo. Cerebro y mente, distinción "nonsense". No hay más cera que la que arde.

Interesantísima aventura de un órgano tratando de explicarse a sí mismo (no sé si esto lo he dicho ya, me suena)

JOSÉ dijo...

Pantagruel y Simulador,

Hablo desde un punto de vista litetario, idealista, etc.
¿No serán ellos más felices que nosotros?
Un autista con su limitación e incapacidad de poder interactuar socialmente y comunicarse; y un esquizofrénico que sufre de alucinaciones y mezcla lo real y lo irreal... ¿no es acaso una bendición no darte cuenta en realidad de lo que ocurre a nuestro alrededor? ¿No está nuestra sociedad enferma y nosotros estamos sanos física y mentalmente?


Un saludo

Pantagruel dijo...

Quienes son ellos, quienes nosotros? Los esquizofrénicos en general sufren; el mundo que crea su cerebro esta lleno de pesadillas, el nuestro a veces también, los autitas no sé, porque se llama autismo a tantas cosas... pero tampoco parecen especialmente felices.

JOSÉ dijo...

Los sanos tampoco parece que seamos totalmente felices y también sufrimos.
Solución: ¿el lobotomóvil?

Un saludo

Anónimo dijo...

Panta, disiento, no es lo mismo para nada cerebro y mente, el primero es el órgano el segundo es la plasmación de la función de este. Son conceptos ontológicamente diferentes.

Puedes tener un cerebro funcional y sano sin mente, lo contrario estamos de acuerdo que no puede ser. Aunque algunos no quieran admitirlo.

ID

Malo Malísimo dijo...

Panta, voy a ser muy pero que muy malo y me vas a mandar al carajo, ya se que no es santa de tu devoción (imagino) pero que me dices de los trabajos de E. Kübler-Ross, de las descripciones "clínicas" de pacientes que una vez dormidos describen el quirófano y las incidencias de su intervención, del control cuerpo/mente de algunos santones indues y Yogis, de los jodios chinos esos del Kun-Fu que les partes un tablón en las costillas y ni parpadean.
No es por nada Panta pero... y si...

Belén dijo...

No puedo hablar con propiedad del cerebro, no es mi campo y es demasiado dificil como para explicarlo aquí...

Pero por mi trabajo si me encuentro con diferentes casos, y ahí la verdad es que me hace dudar, por ejemplo tenemos los casos de los ICTUS o accidentes cerebrovasculares en el cerebro, que si les afecta el sistema límbico, por ejemplo, no tienen apenas censura, con lo cual acaban o bien metiendote mano, o gritando que se cagan en dios...

Pero eso es que el cerebro está dañado, o el disco duro, que es lo que suelo decir a los familiares, con entrenamiento y fisioterapia si que se pueden defender e incluso conseguir mucha movilidad...

Y luego están las emociones, que creo que si están cifradas en algún lado del órgano del cerebro, que pueden hacernos tambalear en una terapia o incluso somatizar patologías... yo no hablo tanto de Freud, mas bien de Reich, que si que habla de la conexión entre emocion y c¡somatización, la capacidad del cuerpo de regular el cuerpo etc etc... no se si se va mucho del tema, pero créeme que es muy interesante...

Vaya rollo he metido jajajaj!!!! besicos

Pantagruel dijo...

Anónimo, sigo negando la ontología de la mente como ente separado del cerebro.

Malo, Elizabeth Kübler-Ross describió bellamente las fases de la aproximación a la muerte próxima: negación, ira, negociación, depresión, resignación; esto se abordaba con humor en la peli All that Jazz. Elisabeth al final de su vida le dió por las tonterias esas del tunel luminoso que ya tratamos en la entrada de las experiencias místicas. De yoguis solo conozco al oso, he oido que algunos de ellos son capaces de aspirar un vaso de leche por la uretra, succionando con la polla, pero tambien las ratas pueden aprender a aumentar el flujo sanguineo en una de sus patas si se les recompensa por ello; te veo prono a creer en cosas sobrenaturales, no?

Belén, creo que eres buena observadora; los pacientes con ictus son una fuente enorme de conocimiento del cerebro; un neurólogo famoso dijo que la neurología se ha aprendido "stroke by stroke"; en inglés stroke significa ictus y también golpe.

Está interesante esto; lástima que me tenga que ir pronto.

Pantagruel dijo...

Novicia, gracias por tu comment. Como puedes ser novicia y profana? El cerebro se ha comparado con tantas cosas! Antes era una central electrica, ahora se compara con ordenadores, pero ni los más complejos... Legará algún dia un ordenador a tener conciencia dde sí mismo, como el HAL que le gusta al Malo malísimo?

Malo Malísimo dijo...

Ahí quería llegar. ¿Tiene nuestro cerebro conciencia de si mismo?
Tu sabes bien que ni siente ni padece.Pero nuestra mente si la tiene del cerebro y siente y padece
La cosa es de dificil solución.
Esperemos que con los nuevos ordenadores cuánticos, esos que funcionan con 3 bit en lugar de con 2 y con las nuevas placas base laser(en lugar de impulso electrico, impulso lumínico) y con las nuevas arquitecturas se puedan recrear "cerebros" 100.000.000 de veces más simples que el nuestro, pero ya partiremos de un modelo. si a esto le añadimos la "inteligencia difusa" lo mismo nos sale un HAL 9000.

Anónimo dijo...

Sólo por alusiones. Basta con saber leer (y entender lo que se lee, claro). No digo que la mente sea un "ente separado del cerebro", digo que es simplemente otra cosa y coincido en que depende de él, lo necesita para existir.

Es como confundir el aparato de radio con el programa que emite.

ID

Likuid dijo...

GENIAL ANONIMO: "Es como confundir el aparato de radio con el programa que emite".

Me has sacado una sonrisa...

Joselu dijo...

Yo no sólo creo en la diferencia entre cerebro y mente, sin que también pienso que el alma tiene entidad. No podría entender las creaciones artísticas, desde las cuevas de Altamira, a las fugas de Bach o Shakespeare. Hay algo, cuya naturaleza se nos escapa, que está por encima o más allá del funcionamiento del cerebro. Los experimentos con LSD han abierto a algunos psiquiatras caminos para llegar a la también denostada espiritualidad en la que también creo. El cerebro es el motor, pero hay un conductor. Tu punto de vista es radicalmente materialista, pero no explica las creaciones del espíritu como La odisea o a Goethe.

Pantagruel dijo...

La odisea solo puede explicarse a través del cerebro, y los efectos del LSD igual. Convéncete, Joselu, que no hay nada más allá ni más acá. Se nota un güevo que eres de letras...

Querido Anónimo, la mente no es ningún programa de radio; el programa de radio flota en el éter esperando un receptor que lo desencripte; la mente no flota en ningún sitio, más que en la fe de los que creeis.

Soy radical y absolutamente materialista, como no puede ser de otra manera, lo cual no significa que no crea en el arte, o en la bondad, o en el odio.

Malo, puesto que no sabemos como elabora el cerebro la conciencia de uno mismo no podemos saber si es producto del trabajo de algún área concreta o una consecuencia que se desprende de su propia complejidad; no sabemos pues si esos ordenares con lógica difusa y redes neuronales cuando se acerquen a la complejidad de nuestro cerebro sabrán que son "ellos". Entretanto, solo ciencia-ficción.

Anónimo dijo...

Aver, esta claro que el cerebro es el "CPU", comparandolo con una computadora. Es donde todo se controla.
El cerebro es algo tangible, esta hecho de neuronas..
La principal funcion de el es almacenar informacion, y esto se hace gracias a la capacidad de "recordar".
Ponete a pensar esto: si vos no recordarias lo que hiciste ayer, antes de ayer, o el año pasado.. y esto que hiciste te hizo mal (por ejemplo, quemarte), seguramente te volveras a quemar en el futuro. Pero como tenes la capacidad de recordar, habras recordado que esa accion que estabas a punto de hacer, te quemara.
Bueno, eso es respecto al cerebro.
Otra cosa es la mente, que tambien se tendria que relacionar con el "alma" y cosas por es estilo.
Yo no creo tanto en eso.
Yo creo en el cerebro, el mismo que tiene la capacidad de almacenar y recordar informacion (proveniente de los sentidos, de mas esta aclarar).
Y no es que sea agnostico, ni ateo ni nada de eso. Solo quiero decir que si nosotros tenemos un "cerebro" y una "mente" y como algunos creen, tambien un "alma"; un perro tambien tendria que tener las mismas 3º cosas, como tambien un mono (porque si, descendemos del mono).
Esto es un tema muy profundo me parece.
Si para nosotros existe un cielo, tambien tendria que haberlo para un perro, un gato, un mono.
Porque todos somos animales, solo que en nosotros (monos) evoluciono mucho el cerebro. Hasta tal punto de reconocerse a si mismo.
Pero en escencia (muy escencial), no nos diferenciamos de un perro, un gato, un mono.
Lo notable es que desarrollamos la comunicacion, como asi tambien la capacidad de crear tecnologia.
Creo que la vida no somos nosotros, la vida esta en todos lados.
Este mismo universo en el que estamos, es nuestro creador.
Estamos viviendo dentro de Dios.
Somos dios. Estamos dentro de el.
Esta en todos lados (Me refiero a Dios como el Universo en TODO su conjunto).

Un saludo, me canse de escribir :)