martes, 9 de septiembre de 2008

Grandes cenas


En el restaurante que está en el Ayuntamiento de Estocolmo se celebra la cena que sigue a la ceremonia de entrega de los Premios Nobel. Ese día está cerrado al público, pero en cualquier otra fecha del año se puede degustar el mismo menú que se sirve esa noche, los mismos platos, los mismos vinos y postres, todo ello por alrededor de 140 Euros por comensal. En la siguiente foto está el menú que se sirvió en la cena del pasado año, expuesto a la entrada del local.



Pero si se es caprichoso, y se solicita con suficiente antelación, se puede degustar la cena del año que se elija, incluso si el año elegido la celebración tuvo aun lugar en el Gran Hotel. Así, es posible degustar lo que cenó Marina Castaño en 1989, Don José de Echagaray en 1904, o Don Jacinto Benavente en 1922; para mí que Vicente Aleixandre era de poco comer y de menos cenar.

5 comentarios:

Shikilla dijo...

En primer lugar, te deseo suerte con tu blog recién estrenado, constancia en sus actualizaciones y que esto te llene y satisfaga, es una especie de veneno que, una vez dentro, es difícil sacar.

En segundo lugar, gracias por tu visita y por tu enlace en mi blog, haré lo mismo con el tuyo en breve.

Y, por último, me ha sorprendido tu entrada de las cenas de los Nobel, de lo que no sabía nada. Me encantaría cenar el mismo menú de 1956 cuando Juan Ramón Jiménez que, como digo en mi perfil, es uno de mis poetas favoritos, recibió el Premio Nobel de Literatura.

Un saludo y espero que, como el nombre de tu blog dice, tengas pronto comentarios y entradas "en cantidad excesiva" aunque nunca nos lo parecen a los blogueros.

Pantagruel dijo...

Vaya, vaya, Shikilla, será posible que se me olvidara nombrar al marido de Zenobia?

Gracias por tus palabras; por el momento esto solamente me entretiene.

Pantagruel dijo...

Shikilla, aquí tienes la URL del restaurante:

http://www.stockholmtown.com/templates/CongressMember____8681.aspx?epslanguage=EN

Solo tienes que llamar al teléfono, reservar mesa y pedir el menú de 1956, aunque seguro que JRJ apenas lo probaría, que estaba delicao del estómago, creo, y entonces no había omeprazol.

Susana dijo...

Mi curiosidad es más por Aleixandre. Miraré en la página del restaurante.
Gracias por tu visita a mi blog y por el comentario. Seguiremos leyéndonos.
Un saludo

Shikilla dijo...

Gracias, Pantagruel, aunque tarde recojo la web que me dejas.